Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis y la huelga de pilotos reducen el tráfico de Iberia en el primer semestre

British Airways incrementa un 7,4% la actividad impulsada por el tirón de Londres

El grupo IAG suma 26 millones de pasajeros durante el primer semestre

Aviones de Iberia estacionados en Barajas.
Aviones de Iberia estacionados en Barajas. EFE

Un año y medio después de su fusión, a Iberia y British Airways les sigue yendo de forma muy diferente. La primera creció un 9,1% en pasajeros por kilómetro trasportados entre enero y junio, mientras la aerolínea española vio cómo su tráfico caía un 3,6%. La crisis europea, que está afectando al sector aéreo en general, y las huelgas de pilotos en el primer semestre han perjudicado a Iberia. Para British Airways, la fortaleza del negocios en los aeropuertos de Londres está siendo clave, según fuentes de International Airlines Group (IAG), el holding financiero resultante de la fusión.

El grupo ha presentado este miércoles un balance de casi 26 millones de pasajeros en el primer semestre, lo que supone una mejora del 3,7% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. El 'holding' apunta que las condiciones subyacentes de mercado se mantienen sin cambios desde el mes pasado, aunque es probable que se produzca cierta "debilidad" a corto plazo en el tráfico de negocios debido a la celebración de los Juegos Olímpicos.

Además de la crisis europea, que se ha notado en el tráfico del Viejo Continente, Iberia se ha visto afectada por la convocatoria de varias jornadas de huelga a lo largo del semestre por los pilotos en contra de la creación de una filial de bajo coste, Iberia Exprés. En junio, mes en el que no se registraron paros, el tráfico de la aerolínea subió un 3,2%. Un ascenso que, aun así, sigue siendo muy menor al de British Airways (11,3%).

De enero a junio, el grupo IAG registró un aumento del tráfico (pasajeros por kilómetro transportados) del 5,2%. Los mercados que más crecieron fueron África, Oriente Próximo y Sudeste Asiático (un 9,7%) y Norteamérica (8,9%). La subida fue del 3,3% en sus rutas domésticas (Reino Unido y España), mientras que el resto del mercado europeo obtuvo un ascenso del 1,3%. Latinoamérica creció un 1,8% y Asia Pacífico un 1,2%.