Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JESÚS ZABALZA / Director general del Banco Santander para Latinoamérica

“El beneficio en América Latina crecerá a dos dígitos hasta 2015”

El banquero sustituye a Francisco Luzón al frente de la división más potente de la entidad

Jesús Zabalza, en la sede del Banco Santander en Madrid.
Jesús Zabalza, en la sede del Banco Santander en Madrid.

Jesús Zabalza (Barakaldo, 1958) es un ex del Banco de Vizcaya (como tantos en el banco cántabro) que se incorporó al Santander en julio de 2002 como director general de la división América. Aprendió el negocio en Caja Postal, el Banco Hipotecario y, sobre todo, en La Caixa, entidad de la que fue director general adjunto. Hace seis meses, tras la sorprendente marcha de Francisco Luzón, anterior responsable de este continente en el Banco Santander, Zabalza tomó las riendas de una división clave para el banco que preside Emilio Botín. Brasil (dirigido por Marcial Portela), México y Chile, con el complemento de otros países de la región, proporcionan el 52% del beneficio del primer banco de la zona euro. Zabalza es el responsable de cuidar la joya de la corona, ahora que España y Reino Unido viven un declive preocupante.

“El beneficio neto del grupo en América Latina crecerá dos dígitos hasta 2015”, afirma con rotundidad. Conversar con Zabalza es como volver en el túnel del tiempo a la España rica y optimista de principios de década… Por eso emplea la misma contundencia para negar que Brasil viva una situación parecida a una burbuja. “La economía brasileña tendrá un aterrizaje suave y durará poco más de un año”, afirma. Acertar ahí será la clave.

Pregunta. Sustituir a Luzón, un peso pesado en el mundo financiero (fue presidente de Argentaria) y un ejecutivo clave en el Santander, no debe de ser fácil. ¿Cambiarán mucho las cosas ahora con usted?

Respuesta. Luzón, además de ser mi amigo, fue la persona que llevó América Latina durante 15 años. Con él se establecieron las compras, pero en los últimos diez años construimos juntos esta unidad. El futuro no será muy diferente, aunque cada uno tiene su estilo.

P. ¿Cree que Luzón le ha dejado la división de América Latina en la cúspide y ahora tendrá que esforzarse para que no flojee?

R. No. Dentro de tres años, esta unidad ganará más y será mejor. Ahora suponemos el 52% del beneficio neto; en unos años, no sé qué peso tendremos, pero vamos a seguir ganando más. Nos comprometimos hace casi un año ante los inversores y lo vamos a cumplir. El resultado crecerá a dos dígitos hasta 2015. América Latina es una historia de crecimiento para el Santander. Y así seguirá siendo. Además es una fortaleza del grupo, algo ya irrepetible e irreplicable porque en el continente hay pocos bancos buenos y sus dueños no quieren vender.

“El futuro [sin Luzón] no será muy diferente, aunque cada uno tiene su estilo”

P. Hace días, el consejero delegado, Alfredo Sáenz, dijo que Turquía y Brasil vivían algo parecido a una burbuja por el calentamiento de la economía. ¿Está de acuerdo con él?

R. Durante seis años, Brasil ha crecido por encima de su potencial y ahora está emprendiendo reformas laborales, del sector energético y otras para retomar otra senda. Se está bajando la temperatura de la economía con los tipos de interés y otros equilibrios macroeconómicos. En Brasil habrá una transición tranquila, un aterrizaje suave y durará poco más de un año. Después volverá el crecimiento.

P. Si América Latina se viera contagiada por una crisis asiática o los problemas de Europa, ¿tendrían capacidad de reacción?

R. Sí, y ya lo hemos hecho cuando la crisis de Lehman en 2008, que congelamos el crecimiento y los gastos. Hemos aumentado la plantilla en 2.000 personas y 200 oficinas en tres años. Ahora somos 88.000 en total, con 6.000 oficinas y 41 millones de clientes. Solo cortando estos incrementos podemos controlar los gastos si vinieran problemas, pero no lo prevemos. Hemos invertido 40.000 millones de dólares con una reinversión de los beneficios de 27.000 millones.

P. ¿No es arriesgado crecer mucho en el negocio de tarjetas y de crédito al consumo en Brasil?

R. Vamos a ritmos inferiores del mercado. Creemos que la morosidad, después de llegar a un repunte, bajará. Es cierto que los impagados son altos, alrededor del 5%, pero también los márgenes son elevados.

P. En créditos al consumo crecen más que la banca brasileña. ¿Preparan la venta de una participación de la entidad a un banco local, como se ha publicado?

R. Eso ha sido negado por el presidente Botín. Solo queremos creer y ser más fuertes.

P. ¿Se lo han podido plantear por problemas de liquidez para cumplir con las provisiones exigidas por las nuevas leyes?

R. No, ya hemos anunciado que destinaremos la venta de filial de Colombia a cubrir este año todo el calendario de provisiones. El resto de países se autofinancia por su cuenta y aporta los beneficios para mantener el dividendo. No compartimos nuestros negocios con socios locales. Solo lo hicimos en una ocasión, con el Bank of America en México, pero ya recompramos la participación en 2009.

P. Han dicho que estudian sacar a Bolsa parte de las filiales de Brasil y México. ¿No es una manera de quitar valor al accionista del Santander?

“Brasil tendrá un aterrizaje suave y durará poco más de un año”

R. Creo que el que compra las acciones del Santander lo hace porque le gusta la estrategia del equipo gestor del grupo. Si se quiere colocar en Brasil o México, puede adquirir bancos locales. La acción Santander representa al portfolio del grupo en todos los países.

P. ¿Sacarán a Bolsa el 25% de su filial de México? Los precios actuales de los bancos han subido mucho…

R. Sí lo estamos estudiando, pero solo lo haremos si el mercado reconoce su verdadero valor. Los analistas hablan de un precio de entre 15.000 y 20.000 millones. Hemos contratado a los bancos de inversión para preparar la operación. No podemos concretar más sobre este tema por razones de mercado. Creo que si salimos, arrastraremos a otros bancos extranjeros a hacerlo.

P. ¿Tienen muchas presiones del Gobierno mexicano?

R. A las autoridades les gustaría que lo hiciéramos.

P. En México hay elecciones ahora. ¿Teme problemas institucionales en el país? ¿Cree que México es un Estado fallido por el crecimiento del narcotráfico?

R. Salga el candidato que salga, no habrá alteración del orden institucional. México es un Estado serio, con una economía en crecimiento, con gran capacidad de exportación, muy pegado al ciclo de Estados Unidos e inflación baja. Pese a algunas percepciones desde fuera, para nada es un Estado fallido. Obviamente existe el problema del narcotráfico, que sería deseable reducirlo con la colaboración de Estados Unidos. Pero está muy localizado en algunas zonas.

P. ¿Por qué no han seguido la estrategia del BBVA de crecer al otro lado de la frontera mexicana en el sur de Estados Unidos?

R. Es otro modelo que puede funcionar, no hemos visto sinergias claras y hemos comprado el Soverign, que está en la zona de Nueva Inglaterra.

P. ¿Comprarían algo más si les encajara el precio en América Latina?

R. Hemos adquirido el negocio de banca de consumo de General Electric en México y quizá podríamos adquirir algún negocio de financiación de coches, pero la estrategia es crecer orgánicamente.

P. Luzón dijo que crecerían más en Perú y Colombia, pero no solo no lo han hecho, sino que han vendido la filial colombiana…

R. Siempre depende de las oportunidades. En Colombia hemos tenido una oferta muy buena. Nos han pagado 15 veces los beneficios. Teníamos una cuota de mercado pequeña, del 2,7%, que no veíamos cómo incrementarla. Espero que volvamos a Colombia adquiriendo una entidad en otro momento. En Perú no hay ningún banquero que quiera vender…

P. ¿Tienen problemas en Argentina por un sentimiento antiespañol después de lo YPF?

R. No existe esa actitud, tenemos una interlocución cómoda con las autoridades locales. Espero que lo de Repsol-YPF llegue a buen fin.