El consumo de cemento, en niveles de los sesenta

La patronal del sector critica el recorte de las Administraciones en obra pública

Fábrica de cemento Uniland.
Fábrica de cemento Uniland. GIANLUCA BATTISTA

El consumo de cemento en España se ha situado en el nivel de los años sesenta tras desplomarse un 37,2% durante el pasado mes de mayo. En ese periodo la demanda cayó hasta los 1,26 millones de toneladas, niveles parejos a los de hace medio siglo, según la patronal Oficemen.

En los cinco primeros meses de 2012 la actividad de construcción absorbió 5,98 millones de toneladas del consumo de cementos, lo que supone un descenso del 34,6% respecto al mismo periodo del año anterior.

Hasta final de mayo, se consumía en España 57.594 toneladas diarias de cemento de media, una tercera parte de la demanda de 2008, al inicio de la crisis, según datos de la patronal. La contracción de los primeros meses de 2012 se suma al retroceso que la venta de cemento acumula desde que comenzó la crisis. El consumo de cemento disminuyó un 64% entre 2008 y 2011.

La demanda cae un 37,2% en mayo

Todo eso se ha traducido en un nuevo ajuste de la producción: las plantas cementeras emplazadas en España recortaron en un 34,7% la producción de cemento en mayo, hasta 1,40 millones de toneladas. En el acumulado del año, la producción cayó en un 28,8%, hasta los 7,07 millones.

Oficemen considera que el sector de la construcción cuenta con “recorrido” para relanzar la actividad, un potencial que estima ligado a “la rehabilitación de edificios y a infraestructuras como un plan hidráulico, el ferrocarril de mercancías y el mantenimiento de carreteras”.

El director general de la patronal, Aniceto Zaragoza, criticó que “en España las Administraciones públicas intentan contener el déficit a costa de la inversión en obra pública, con las negativas consecuencias que ello tiene sobre la actividad económica, la competitividad y el empleo”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS