Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sabadell defiende un fondo de rescate europeo para la banca española

Oliu dice que la labor del gobernador del Banco de España ha sido "encomiable"

La Comisión Europea da luz verde al banco para la absorción de la CAM

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha defendido hoy que el sistema financiero español reciba recursos del fondo de rescate de la Unión Europea. A pesar del temor del sector de que esa inyección pueda "estigmatizar" en especial a España, Oliu ha abogado por hallar una fórmula que permita separar los ajustes que debe realizar el sector público "en los plazos negociados" y la "resolución" de la crisis financiera. "Si se acierta, no se estigmatizará", ha asegurado en un encuentro con periodistas este mediodía. El presidente del banco catalán también ha defendido la gestión del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, cuyo trabajo ha calificado de "encomiable" a pesar de las "rigideces" que halló en el Gobierno y la oposición.

A pesar de que la Comisión Europea ha planteado hoy que se puedan rescatar a los bancos en apuros sin tener que pasar primero por una inyección de fondos al Estado, es decir, que se puedan llevar esos recursos directamente a las entidades afectadas, Oliu ha recordado que hoy "si el Estado pidiera ayudas para eso, debería pedirlas en el paquete general de peticiones de Estado". Eso podría ser entendido, ha agregado, como un auxilio de España ante la imposibilidad de resolver por si sola los problemas del sector financiero. "Si pudiera haber alguna forma de que quedara claro, por parte de los mercados, que realmente son dos cosas separadas, sería positivo", ha añadido.

Oliu ha recordado que los fondos para recapitalizar las entidades en apuros proceden de tres fuentes: "de la banca sana, del Estado y de los fondos europeos". "Los bancos sanos no somos muchos y ni tenemos capacidad ni sería justo que aportáramos los fondos para recapitalizar bancos que se han comportado inadecuadamente", ha recalcado. Como la segunda opción, el Estado, se halla en pleno proceso de ajustes presupuestarios, la posibilidad más factible es, a su juicio, una inyección de capital procedente de Bruselas.

Precisamente hoy la Comisión Europea ha autorizado al Sabadell la compra de la CAM y las ayudas que ha recibido por parte del Estado al considerar que se ajustan a las directrices comunitarias. Bruselas ha garantizado que el plan de reestructuración al que se condiciona la ayuda incluye no sólo la desaparición de la CAM como entidad independiente sino también una "reducción significativa" de su presencia, no sólo en su mercado más importante de Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares, sino también en el resto de España.

De hecho, Oliu ha explicado que la operación supondrá una reducción de plantilla de 2.200 personas y un cierre de 450 oficinas. El presidente del Sabadell ha anunciado que dará una "solución inmediata" para los clientes de la CAM que tengan participaciones preferentes, a los que ofrecerá un "canje por acciones".