Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La confusión sigue dominando los primeros días de cotización de Facebook

Un informe del colocador Morgan Stanley que reduce los ingresos de la red atiza las ventas

Dos turistas ante la sede de Morgan Stanley en Nueva York.
Dos turistas ante la sede de Morgan Stanley en Nueva York. AP

Facebook es un valor dominado por las emociones. Lo fue en los meses previos al estreno bursátil más esperado en ocho años y lo sigue siendo en sus primeros tres días de cotización, por la espiral negativa en la que parece atrapada. El valor de la acción de la puntocom ha llegado el martes a caer a 31 dólares al cierre de las operaciones al contado en el mercado, lo que equivale a un descenso del 8,9%.

A media jornada, los títulos de la red social habían logrado contener algo las pérdidas iniciales, pero sin lograr superar en ningún momento los 38 en los que se fijó la oferta pública de venta (OPV) de acciones. A este precio, las acciones de Facebook están lejos de los 42 dólares con los que empezó a cotizar el viernes. La caída ha tenido lugar mientras el Nasdaq se ha dejado un 0,25%.

Para complicar aún más las cosas, al inicio de la jornada trascendió que Morgan Stanley, el banco colocador, ya manejó durante los preparativos de la oferta un informe en el que revisaba a la baja la proyección de ingresos de Facebook.

Los analistas dicen que podría llevar un par de meses antes de que se disipe la emotividad que rodeó al estreno bursátil de la red social y se pueda valorar a Facebook por sus propios méritos. Pero al nivel actual, el precio ya estaría dentro de la primera banda de referencia que se ofreció a los inversores institucionales, que se movía entre los 28 y los 35 dólares.

Entre tanto, con el valor de la acción de Facebook un 15% por debajo al de la OPV, los dedos siguen señalando a Morgan Stanley y al Nasdaq por el caos de los primeros minutos de cotización. Más allá de cuestiones técnicas, fue la propia firma la que advirtió días antes del estreno de que tenía que encontrar vías para potenciar los ingresos, sobre todo en el negocio móvil.