Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moody’s rebaja a Cataluña y Murcia a ‘bono basura’ por sus problemas de déficit

La agencia reduce la nota de solvencia de cuatro regiones en plena tormenta en los mercados

La Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha ya estaban consideradas de alto riesgo

La agencia de calificación Moody's ha rebajado esta tarde la nota de solvencia de cuatro comunidades españolas por su incapacidad para reducir el déficit en 2011, sus problemas de financiación y la duda de que, ante el escenario de recesión y caída de ingresos que atraviesa el conjunto del país, puedan alcanzar el objetivo del 1,5% del PIB a final de este año. El tijeretazo, anunciado al mismo tiempo que las comunidades discutían sus planes de ajustes con Hacienda, es especialmente acusado para Cataluña y Murcia, que han caído al nivel del bono basura.

Con la entrada de estas dos regiones por debajo del nivel considerado como una inversión aceptable ya son cuatro las autonomías restringidas a los especuladores, según se desprende de la descripción que hace Moody's de sus calificaciones. En concreto, la nota de Andalucía baja en dos escalones, de A3 a Baa2, y la de Extremadura cae en uno, de A3 a Baa1, lo que equivale a un aprobado muy raspado, pero todavía por encima de ser consideradas de alto riesgo. De las que han caído en bono basura Murcia ve su calificación recortada en dos escalones, con lo que pasa de Baa2 a Ba1, mientras Cataluña cede uno y se queda con una nota de Ba1.

Escalas de calificación que usan las principales agencias de 'rating'. EL PAÍS
Escalas de calificación que usan las principales agencias de 'rating'. EL PAÍS

Por su parte, Valencia y Castilla-La Mancha, también dentro del paraguas del bono basura, también estaban en revisión y se quedan como estaban con una calificación de Ba2 y Ba3, respectivamente. El argumento para ello es que, aunque cuentan con una posición financiera débil, el Estado garantizará su liquidez a cambio de un mayor control sobre sus cuentas para evitar una quiebra que sería inevitable sin el apoyo de la Administración central.

Además, la agencia ha dejado a todas estas autonomías en perspectiva negativa, lo que indica que hay más posibilidades de que registren un nuevo recorte que de lo contrario.

Moody's argumenta su decisión en la fuerte esviación en el déficit que han registrado todas estas comunidades en 2011 frente al objetivo del 1,3% mientras, con vistas al futuro, destaca que hay pocas posibilidades de que cumplan con la meta del 1,5% del PIB. También calcula que su deuda seguirá subiendo, sobre todo en Cataluña y Murcia, donde llegará hasta el 220% y el 140% del PIB.

Bajadas pese a las reformas

"Aunque las reformas estructurales en educación y sanidad anunciadas en abril de 2012 ayudarán a reducir el déficit en el medio plazo, algunas medidas serán difíciles de implementar y su efecto en la ejecución presupuestaria de este ejercicio será limitado", señala el informe remitido entre inversores por la sociedad. A continuación, afirma que "por tanto, estas cuatro regiones seguirán registrando incrementos en su deuda pública y altos desequilibirios presupuestarios" al mismo tiempo que sufren en mayor medida que el resto de regiones la imposibilidad para acceder al mercado a financiarse.

Sobre cuál será su próximo movimiento, Moody's señala que la eventual puesta en marcha de nuevos instrumentos de financiación como los hispanobonos ayudaría a una mejora de sus notas de solvencia. Por el lado contrario advierte de que un deterioro económico mayor de lo esperado o el incumplimiento efectivo de sus objetivos de déficit empujaría a la baja sus calificaciones. El análisis, que es ampliable a las cuatro regiones que han sido víctimas de la tijera, no tiene en cuenta los recientes recortes de gasto anunciados esta misma semana por Cataluña, cuyo plan de ajuste total alcanza los 4.295 millones de euros entre recorte de gasto y aumento de ingresos, ni por Andalucía.