Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno convoca al PSOE para explicarle sus planes sobre los bancos

La reforma financiera es la única que ambos partidos han pactado hasta ahora

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy en la cumbre España-Portugal de Oporto.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy en la cumbre España-Portugal de Oporto.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, llamó este miércoles al portavoz socialista de Economía en el Congreso, Valeriano Gómez, para convocarlo a una reunión el jueves por la tarde en el ministerio. En ese encuentro, al que también asistirá la responsable de Economía del PSOE, Inmaculada Rodríguez Piñero, Guindos adelantará al primer partido de la oposición los planes del Gobierno para Bankia y las medidas en materia financiera que el Consejo de Ministros prevé aprobar el viernes. El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se reunirá previamente con su equipo para fijar la posición del partido.

[Esta mañana, en un debate en la cadena SER, el portavoz del PP, Alfonso Alonso, ha pedido al PSOE "un poquito de comprensión" y ha emplazado a los socialistas a llegar hoy a acuerdos sobre la reforma del sistema financiero. "Estamos en el peor de los momentos, tomando medidas que no nos gustan", se ha justificado Alonso. La portavoz socialista, Soraya Rodríguez, ha acusado al PP de una mala gestión de la crisis de Bankia, de aplicar el rodillo de su mayoría absoluta y de  primar la austeridad sobre las políticas de crecimiento.] 

Valenciano había criticado la “gestión desastrosa de la crisis de Bankia”

En casi cinco meses de Gobierno del PP, el único asunto referido a la crisis sobre el que ha habido coincidencia en el sentido de voto de los dos grandes partidos ha sido el del sector financiero. En la anterior legislatura el PP apoyó todas las medidas aprobadas por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, después de conversaciones entre ambos. Con Mariano Rajoy en la presidencia el PSOE votó en febrero a favor de la convalidación del decreto que contenía medidas sobre los bancos y cajas de ahorros por entender que era continuidad de las anteriores y, además, porque no traspasaba la “línea roja” de utilizar dinero público para sanear las entidades financieras.

Pero, hasta que a media tarde del miércoles llegó la llamada de Guindos, la dirección del PSOE solo había tenido conocimiento por los medios de comunicación de la crisis de Bankia, incluyendo la dimisión de Rodrigo Rato y los planes del Gobierno, según fuentes socialistas. De hecho, la situación de Bankia se ha convertido en argumento de confrontación, rompiendo así el pacto que habían mantenido ambos partidos. La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, habló por la mañana de la “desastrosa gestión de la crisis de Bankia que ha hecho el Gobierno” y le exigió que “salga a explicar qué ha sucedido y qué piensan hacer, para evitar que cunda la desconfianza en los ahorradores, en los ciudadanos y en los mercados”. Desde Oporto, según informa Miguel González, el presidente Rajoy se limitó a señalar que “el próximo viernes, y antes”, el Gobierno tomaría “todas aquellas medidas que sean útiles para garantizar la estabilidad del sistema financiero”. “Sabemos que la situación es difícil, sabemos lo que hay que hacer y lo vamos a hacer”, apostilló.

El Ejecutivo mantiene contactos extraoficiales con CiU, partido que siempre ha apoyado las medidas de reforma del sector financiero, pero no ha habido concreción en las propuestas. Por ejemplo, un responsable del Ejecutivo llamó el martes a un dirigente de CiU que se había opuesto a la entrada de dinero público en Bankia para explicarle algunos de los planes del Ejecutivo.

CiU se ha unido al resto de grupos que piden la comparecencia del ministro Guindos. En su caso, además, considera un agravio que no haya el mismo apoyo público para La Caixa. Y el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran, recomendó en Twitter al gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, que “vigile más y hable menos”.