Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El beneficio de Disney crece un 21% a pesar del fracaso de ‘John Carter’

Los ingresos del grupo estadounidense ascienden a 7.396 millones de euros, un 6% más

La compañía logra cuadrar sus cuentas, pese al impacto de su película más ruinosa

Fotograma de la superproducción de Disney 'John Carter'
Fotograma de la superproducción de Disney 'John Carter'

El conglomerado de medios Walt Disney arrancó el año con un beneficio trimestral de 1.143 millones de dólares (878 millones de euros). Eso representa un incremento del 21% respecto a hace un año, a pesar de perder 200 millones con el desastroso filme John Carter. Los ingresos de la sociedad estadounidense ascendieron a 9.629 millones (7.396 millones de euros), un 6% más altos que en el mismo periodo de 2011.

Nunca antes en Hollywood una película perdió tanto dinero como John Carter. Y eso, a pesar de que el combinado de división resultó al final positivo, se reflejó en el rendimiento de la emblemática división de Estudios de Entretenimiento, su buque insignia junto a los parques de atracciones, donde de un beneficio operativo de 77 millones hace un año se pasó a un negativo de 84 millones. Los ingresos también sufrieron y cayeron un 12%, a 1.200 millones.

Los resultados de su segundo trimestre fiscal 2012 no incluyen el éxito The Avengers (Los Vengadores). Pero su recaudación récord de 207,4 millones en el estreno el pasado fin de semana en EE UU compensará lo que pierda en el conjunto del ejercicio con John Carter. La producción de su filial Marvel Comics, que adquirió hace dos años, supera los 169,2 millones de la última secuela de Harry Potter.

The Avengers, como dice Bob Iger, su presidente y consejero delegado, es más que una película, “es una marca”. Lo mismo pasa con Tron, los Muppets o Iron Man. Los resultados del grupo de medios estadounidense superaron cómodamente las previsiones del mercado, lo que hizo que sus títulos subieran más de un 2% en la sesión electrónica tras el cierre de Wall Street.

En el trimestre precedente, Disney logró una ganancia neta de 1.464 millones, tras facturar 10.779 millones. Entonces registró una caída del 16% en los ingresos generados por sus estudios, hasta los 1.618 millones. Sin embargo, el beneficio operativo de esa división creció un 10%. En el cómputo general de la compañía son más grandes la división de medios y parques temáticos.