_
_
_
_
_

Bruselas cree que la banca española no necesitará el rescate

Guindos y Schäuble rechazan que el fondo inyecte capital en las entidades

Claudi Pérez
El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, y el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.
El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, y el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.JOHN THYS (AFP)

España tiene que resolver de una vez por todas el problema de sus bancos —con un nombre propio por encima de todos: Bankia—, pero no va a ser necesario acudir al fondo de rescate. Ni el Gobierno quiere usar ese fondo, ni Bruselas lo considera necesario, ni a Alemania le gusta la idea. El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, rechazó este viernes la posibilidad de que el mecanismo europeo de rescate se utilice para inyectar capital directamente en el sistema bancario español.

Tampoco la Comisión ve viable ahora esa opción. El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, considera que, para recuperar la confianza, España necesita “eliminar las incertidumbres sobre el sistema bancario y, por otro lado, una sólida puesta en marcha por parte de las comunidades autónomas del plan fiscal”. Respecto a las comunidades, no hay grandes novedades: Bruselas no se fía. Pero sobre la banca, el Gobierno ha explicado que en los próximos días pondrá en marcha la limpieza de los activos dañados a través del denominado banco malo (sociedades independientes donde se aislarán los activos problemáticos). La reestructuración se desarrolla “acorde con el plan previsto”, y “no hay nada que indique la necesidad” de recurrir al fondo de rescate, indicó el portavoz de Rehn.

Los activos problemáticos sumaban a finales del año pasado 180.000 millones de euros. El Ejecutivo ha obligado a la banca a provisionar un colchón de unos 54.000 millones y con eso, según el ministro Luis de Guindos, “en principio” no hará falta dinero público para ayudar a las entidades. Los analistas, sin embargo, dan por hecho que el Gobierno incumplirá otra de sus promesas y se verá obligado a inyectar unos 50.000 millones, según los menos pesimistas con la banca española.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Claudi Pérez
Director adjunto de EL PAÍS. Excorresponsal político y económico, exredactor jefe de política nacional, excorresponsal en Bruselas durante toda la crisis del euro y anteriormente especialista en asuntos económicos internacionales. Premio Salvador de Madariaga. Madrid, y antes Bruselas, y aún antes Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_