La subida de impuestos aportará 8.000 millones de euros

El Gobierno compensa el alza tributaria con una rebaja de las cotizaciones sociales

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (c); la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el ministro de Economía, Luis de Guindos, a su llegada este mediodía a la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (c); la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el ministro de Economía, Luis de Guindos, a su llegada este mediodía a la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.EFE

Hace unas semanas un numeroso grupo de expertos fiscales se reunía en un lujoso hotel de Madrid para asistir a una conferencia en el que se debatía la fiscalidad española bajo el título IVA, ¿Una cuestión pendiente? El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, que participó en la reunión rechazó cualquier subida de impuestos especiales. Aun así, los expertos fiscales dieron por hecho que el Gobierno tendría que subir el principal impuesto sobre el consumo más pronto que tarde porque el déficit estaba rompiendo las costuras de las cuentas públicas y España tiene uno de los tipos más bajos de toda Europa.

Un mes después el Gobierno incluye una subida del IVA y de los impuestos especiales para el próximo año en el programa de estabilidad 2012-2015 que debe enviar a Bruselas para garantizar que corregirá su déficit excesivo. El Ejecutivo no ha precisado aún cuánto subirá el impuesto ni cuándo decidirá hacer efectiva la subida. Aunque en algunos foros se ha barajado la posibilidad de que subirá hasta el 21%, la media europea del tipo, y de que puede ir acompañada de una reestructuración del impuesto. Lo que sí ha precisado es que lo acompañará con una rebaja de las cotizaciones sociales, para abaratar la contratación. La medida tendrá un efecto total de 8.000 millones, según los cálculos de Economía, aunque no explica cómo realiza esa previsión.

Este impuesto que grava al consumo es uno de los más sensibles a la recaudación. También es de los que más rápido se notan sus efectos sobre las arcas públicas. La última subida del tributo fue aprobada por el anterior Gobierno socialista en el verano de 2010. Entonces subió el tipo general dos puntos, del 16% al 18%. Y generó un aumento de los ingresos estatales de cerca de 6.500 millones de euros [2.899 millones en 2010, 3.393 millones el año pasado y 178 millones de devoluciones pendientes este año]. Entonces, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy se mostró en contra esa subida del IVA.

Tanto el FMI como la OCDE han instado en varias ocasiones a España para que adopte esta medida

España es, con un tipo general del 18%, uno de los países europeos con el tipo más bajo. Irlanda, Polonia, Grecia y Portugal tienen un tipo máximo del 23%. Otros países que gozan de mejor salud económica como Alemania (19%) o Francia (19,6%) también tienen tipos superiores. Los expertos fiscales señalan, además, que los países con más problemas económicos tienen más tipos reducidos del tributo, frente a los que están mejor.

Precisamente, la Comisión Europea propuso la semana pasada a los Estados miembros que redujeran las cotizaciones sociales que pagan los empresarios para favorecer la creación de empleo e instaba a los Gobiernos a que compensaran la caída de la recaudación subiendo el IVA. El Gobierno ha respondido a esa petición con una subida del impuesto que negaba hasta hace poco.

El alza del IVA a cambio de recortes en las cotizaciones sociales abunda en la ortodoxia fiscal. Tanto el FMI como la OCDE han instado en varias ocasiones a España para que adopte esta medida. Pero hasta ahora la delicada situación de la Seguridad Social, afectada por la alta tasa de desempleo, frenaba la medida. Además, una de las críticas que recibe este tributo es que es uno de los más regresivos de todos, porque grava a todos por igual independientemente de la renta.

Sobre la firma

Jesús Sérvulo González

Redactor jefe de Economía y Negocios en EL PAÍS. Estudió Económicas y trabajó cinco años como auditor. Ha cubierto la crisis financiera, contado las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el rescate a España y las reformas de las políticas públicas de la última década. Ha cursado el programa de desarrollo directivo (PDD) del IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción