Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nokia se desploma en Bolsa a su peor nivel desde 1997 por las malas previsiones

El fabricante anuncia una revisión a la baja de su facturación para los próximos meses

La noticia coincide con la confirmación de problemas técnicos en su nuevo Lumia 900

Un cartel publicitario del nuevo Lumia de Nokia.
Un cartel publicitario del nuevo Lumia de Nokia. AFP

El convaleciente fabricante de móviles Nokia ha advertido hoy de que su negocio de telefonía amenaza con registrar pérdidas en los dos primeros trimestres de este año por los costes derivados de la renovación de productos con vistas a competir con Apple y Samsung. El anuncio ha tenido un impacto fulminante en el valor de sus acciones, que han caído con fuerza en Bolsa.

Los títulos de la empresa finlandesa han llegado a ceder un 19%, hasta los 3,10 euros, lo que equivale el mayor recorte en un solo día desde 2001. Con este descenso, que se ha quedado al cierre en el 14,5% tras la avalancha inicial de ventas, el precio de sus acciones han retrocedido a 3,27 euros, su nivel más bajo desde 1997 –en términos equivalentes en cuanto al cambio de la moneda— ante la persistente tendencia a la baja de la compañía. El batacazo significa que ha perdido 2.700 millones de capitalización bursátil en apenas unas horas.

También hoy, Nokia ha anunciado que ha encontrado un error de software en el nuevo teléfono inteligente Lumia 900, su gran esperanza para hacer frente al éxito de ventas del iPhone de Apple.

Nokia ha explicado que su negocio de telefonía, que está lanzando nuevos productos tras cerrar la alianza con Microsoft hace un año para usar el sistema operativo Windows después del fiasco de su Symbian, provocará unas pérdidas en el resultado de operación de esta división de alrededor del 3% cuando hasta ahora auguraba que sus cuentas se mantendrían en equilibrio.

Para el segundo trimestre, ha añadido Nokia, los números rojos serán incluso superiores. Con este aviso, la empresa echa por tierra las previsiones de los analistas, que a finales de febrero esperaban un margen de beneficio del 0,4% para el primer trimestre y del 2,1% para el segundo.

Sus acciones ya habían caído más de un 50% desde que anunció la alianza con Microsoft

"Es un desastre", ha comentado Thomas Langer, analista de WestLB. "Las peticiones de teléfonos con Symbian están disminuyendo más rápido de lo que esperábamos... Y la producción de las unidades de Lumia no avanza lo suficientemente rápido como para compensar el déficit".

Las acciones de Nokia ya habían caído más del 50% desde que se dio a conocer el acuerdo con Microsoft en febrero de 2011. "Los desafíos de Nokia se han visto agravados por la competencia desenfrenada -en particular de Apple y Samsung-, lo que está absorbiendouna cantidad desproporcionada del margen de la industria en la actualidad", ha añadido Ben Wood, de CCS Insight.

Aunque Nokia sigue siendo el fabricante de teléfonos móviles más grande del mundo, ha perdido el liderazgo en el sector de los smartphones, un mercado más lucrativo, desde 2011 por el tirón de Apple y los teléfonos con sistema Android de Google. De hecho, en EE UU, clave para la industria, su cuota de mercado en este segmento ha caído por debajo del 1%.