Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oferta de empleo público se reduce a la mínima expresión

Las bajas no se cubrirán salvo un 10% en seguridad y lucha contra fraude fiscal

El Estado no contribuirá a combatir el desempleo con su política de recursos humanos. La austeridad de los Presupuestos Generales de 2012 también afecta a los trabajadores a sueldo de las cuentas públicas. En concreto, los gastos para personal en activo se sitúan en 16.480 millones de euros, lo que supone una caída del 2,6% respecto al presupuesto del ejercicio anterior. Esta reducción se debe, por una parte, a la congelación de las retribuciones de los empleados al servicio del sector público y, por otra parte, a la reducción de las plantillas.

La partida asignada a las clases pasivas crece un 7,9%, situándose en 10.857 millones, como consecuencia del aumento previsto en los gastos correspondientes a pensiones (actualización de las mismas e incremento del número de beneficiarios). La suma de los gastos de personal activo y pasivo sitúa el desembolso total para el Estado en 27.338 millones, un 1,3% más que en 2011.

El Gobierno ha aprobado la no reposición de los efectivos del personal que causen baja en términos generales, limitando la oferta de empleo público a un 10% de la tasa de reposición de efectivos exclusivamente en los ámbitos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y los cuerpos de lucha contra el fraude fiscal.

Se extiende en 2,5 horas semanales la jornada laboral para empleados públicos, situándose en 37,5 horas

Asimismo, se extiende en 2,5 horas semanales la jornada laboral para los empleados públicos de todas las administraciones públicas, situándose en 37,5 horas. Otra de las medidas aprobadas es la reducción en un 6,9% la aportación para las mutualidades de funcionarios, siendo su dotación de 1.667 millones en el ejercicio 2012.

Este año también se congelan los sueldos de los altos cargos del Gobierno —incluidos los del presidente y los ministros— y de los responsables de los distintos órganos consultivos (Consejo de Estado, Consejo Económico y Social, Tribunal de Cuentas, Tribunal Constitucional, Consejo General del Poder Judicial). Tampoco experimentarán incrementos las retribuciones de los altos cargos de las Fuerzas Armadas, de la Policía y de la Guardia Civil, así como los salarios de determinados cargos del Poder Judicial y del Ministerio Fiscal.

Sueldos de altos cargos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cobrará en 2012 lo mismo que su antecesor en el cargo, José Luis Rodríguez Zapatero, es decir, 78.185 euros, según figura en los Presupuestos. Por su parte, el salario de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, será de 73.486 euros. El resto de ministros cobrará 68.981 euros.

La retribución de los miembros del Gobierno será, como es habitual, más baja que la de otros cargos de altas instituciones del Estado. La de Carlos Dívar, presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), por ejemplo, será de 130.000 euros. Los vocales del CGPJ ganarán 112.249 euros. En el caso del presidente del Tribunal Constitucional, Pascual Sala, el sueldo será de 129.271 euros.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cobrará en 2012 lo mismo que su antecesor en el cargo, José Luis Rodríguez Zapatero

El Presupuesto de la Casa del Rey se sitúa este año en los 8,26 millones de euros, un 2% menos que durante el ejercicio anterior. La partida destinada en 2011 a la Casa del Rey fue de 8,43 millones de euros, lo que entonces supuso una rebaja del 5,2%. En 2010 la dotación de la institución se congeló.

Por otro lado, el coste de la actividad legislativa sufrirá en 2012 un recorte conjunto del 4,6%, derivado de los descensos de los presupuestos del Congreso y del Senado, junto al capítulo de Cortes Generales, Defensor del Pueblo y Junta Electoral Central.