La resistencia de Francia retrasa la renovación de la vacante en el BCE

El veto de París a la propuesta de Luxemburgo da opciones al candidato español

El presidente del BCE, Mario Draghi, conversa con un miembro del comité ejecutivo del banco.
El presidente del BCE, Mario Draghi, conversa con un miembro del comité ejecutivo del banco. k. navntoft / EFE

Luxemburgo es el país de la eurozona con mayor renta per cápita, su deuda mantiene la cada vez menos habitual triple A por parte de las agencias de calificación, tiene una tasa de paro del 5%, ha resistido la crisis con cierta facilidad. Y, por cierto, es lo más parecido a un paraíso fiscal en el club del euro. El pequeño país centroeuropeo quiere hacer valer todo eso con un grado de representación institucional a la altura de los grandes países del euro. A la presidencia del Eurogrupo, que mantiene Jean-Claude Juncker pese a que Alemania podría hacerse con el puesto, puede sumarse la del banquero central Yves Mersch, máximo candidato a ocupar la silla del español José Manuel González Páramo en el consejo ejecutivo del Banco Central Europeo, probablemente la institución más importante en el manejo de la crisis europea. Solo hay un problema: el veto de Francia.

El ministro de Finanzas francés, François Baroin, paralizó una decisión que parecía cantada en el Eurogrupo informal de Copenhague, este fin de semana. La decisión final se tomará a mediados de abril. Pero Francia no parece fácil de convencer: quiere cobrarse su apoyo con algún cargo de relevancia. “Necesitamos tiempo, necesitamos un acuerdo global que incluya la presidencia del Eurogrupo, del fondo de rescate europeo y del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD)”, dijo Baroin. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dio su apoyo públicamente al candidato español, Antonio Sáinz de Vicuña, el pasado enero. Pero Francia parecía decantarse ahora por el luxemburgués.

La marcha atrás de París beneficia al candidato español, con pocas posibilidades pero aun en la carrera. “España tiene un magnífico candidato y lo sigue manteniendo”, dijo el ministro Luis de Guindos. Francia quiere a cambio la presidencia del BERD, y España ha amagado con presentar también su candidatura al fondo de rescate, el cortafuegos de 700.000 millones de euros para evitar el contagio de la crisis de deuda, con la exdirectora del Tesoro Belén Romana, que suena también para el Banco de España.

Sarkozy quiere cobrarse su apoyo a Mersch con algún cargo de relevancia

Con todo, Mersch sigue siendo el claro favorito al BCE. Alemania y Holanda le han dado su apoyo, con lo que España perdería su silla en el consejo ejecutivo del Eurobanco, en el que se sentó Eugenio Domingo Solans y del que saldrá a finales de mayo José Manuel González Páramo, favorito para sustituir a Miguel Fernández Ordóñez en el Banco de España. “Hay varios puestos abiertos y España verá cuál es el que más le interesa”, argumentó un pragmático Guindos en Copenhague ante la posibilidad de que Sáinz de Vicuña no consiga los apoyos necesarios.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Sudoku difícil

Mejora día a día tu nivel con nuestros cinco niveles de dificultad

Lo más visto en...

Top 50