Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El aumento de las dudas sobre España pasan factura al Tesoro

El Estado sube el interés por sus letras a seis meses pero logra volver a bajar las de tres

La subasta coloca 2.500 millones, 500 por debajo del objetivo, aunque con una alta demanda

En la imagen, billetes de euro.
En la imagen, billetes de euro. EFE

La decisión de Bruselas de poner a España bajo estricta vigilancia y las advertencias lanzadas este fin de semana por el primer ministro italiano, Mario Monti, aunque luego fueron matizadas, han pasado una leve factura al Tesoro Público, que ha vendido hoy 2.500 millones a corto plazo, menos del objetivo máximo de 3.000 millones anunciado.

Ante este panorama de más dudas, el organismo se ha visto obligado a elevar la rentabilidad de sus letras a seis meses para convencer a los inversores de que apostasen su dinero en deuda española. En concreto, ha pasado del 0,78% al 0,868%. Con estos títulos ha vendido 1.080 millones.

A tres meses, sin embargo, no ha hecho falta y sus intereses han logrado mantener la tendencia a la baja que han caracterizado las anteriores subastas. Gracias a ello, han marcado su nivel más bajo desde marzo de 2010 con un 0,428%. A este plazo ha colocado 1.499 millones.

Por lo que respecta a la demanda, el apetito de los inversores por los títulos del Tesoro ha vuelto a ser alto, aunque no tan exageradamente fuerte como hace poco más de un mes, cuando el mercado nadaba en liquidez gracias a las subastas extraordinarias del BCE.

En total, se han solicitado letras por un valor de 11.300 millones. Por tipo de títulos, a seis meses se han pedido 5,56 veces más que los vendidos, cuando en febrero esta ratio de cobertura se fue por encima de 10 veces. A tres meses, de su lado, se ha situado en 3,5 veces, por debajo de las 4 veces de hace aproximadamente un mes.

 

Si los tipos de interés son la clave para evaluar el grado de incertidumbre de los inversores sobre las finanzas de un país, a tenor del resultado de la subasta, ahora están ligeramente más precupados que en febrero. Sobre este punto, además de lo visto en el plano de la UE, también desde el sector privado se han dado algunas señales de alerta. Como la que lanzó el economista jefe de Citigroup, Willem Buiter, que advertió de que, concluido el rescate de Grecia, España se encontraba "más cerca que nunca" de una situación de impago.

Pese a ello, el Tesoro ha celebrado este año con éxito doce emisiones de deuda, en las que ha captado más de 55.500 millones. Según recuerda Efe, esta cantidad representa el 40% de los aproximadamente 138.000 millones de euros de vencimientos a los que tiene que hacer frente este año y un 29% del total de las emisiones brutas previstas.