Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una tasa bancaria reduciría en un 50% los pagos de países a cuentas de la UE

Barroso adelanta una de las estimaciones que la Comisión presentará hoy sobre la "tasa Tobin"

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en la rueda de prensa de hoy en el Parlamento Europeo de Bruselas.
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en la rueda de prensa de hoy en el Parlamento Europeo de Bruselas.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha afirmado hoy que la introducción de la tasa a transacciones financieras en la Unión podría reducir en un 50% las contribuciones de los Estados miembros al presupuesto de Bruselas. La Comisión presentará este jueves estimaciones preliminares sobre la llamada Tasa Tobin.

Barroso, sin embargo, ha defendido el impuesto bancario como justo en una rueda de prensa sobre las próximas cuentas plurianuales de la Unión para 2014-2020. "Esto es extremadamente importante. Significa más dinero del sector financiero en lugar de aportaciones de los presupuestos públicos nacionales", ha destacado.

Los bancos no pagan suficientes tasas

J. M. Durao Barroso, presidente de la CE

La tasa fue propuesta por la Comisión Europea el año pasado para gravar con un 0,1% las transacciones con acciones y bonos y con un 0,01% las operaciones con derivados con el objetivo de generar unos 55.000 millones de euros al año.

"Los bancos se han beneficiado con un gran apoyo de los contribuyentes durante la crisis y los sucesivos rescates de entidades europeas", ha añadido Barroso, "y además no pagan suficientes tasas".

"Es una cuestión difícil, pero la tasa debe darse", ha señalado al recordar que dos tercios de los ingresos se destinarían al presupuesto comunitario y uno a los nacionales.

Falta de acuerdo

Los ministros de Finanzas de la UE han acordado en su último Consejo buscar "alternativas" a la tasa, ante la falta de consenso entre los Ventisiete. Barroso, sin embargo, confía en que los escépticos cambiarán de opinión.

El presidente ha criticado a los países que se oponen a la medida porque, en su opinión, dicen 'no' a una iniciativa antes de conocer su contenido. "Esto no es aceptable", ha subrayado.