Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro registrado sube en 112.269 personas en su peor febrero en tres años

El segundo mes de 2012 prorroga el deterioro del empleo tras la reforma laboral

La afiliación a la Seguridad Social cae en 49.710 personas, hasta los 16,8 millones

El paro registrado sube en 112.269 personas en su peor febrero en tres años

La recaída en la recesión de la economía española sigue pasando factura al empleo. Según los datos de paro registrado que hoy ha publicado el Ministerio de Empleo, el número de desempleados aumentó en este mes en 112.269 personas, lo que representa su peor febrero desde 2009, el que hasta ahora es el año más dramático para el mercado laboral español en toda la serie histórica reciente (que arranca en 1997). Por el lado del empleo, la afiliación a la Seguridad Social cae en 49.710 personas, con lo que también marca su peor fenrero en tres años, y deja el total de inscritos en el sistema en 16,8 millones, su nivel más bajo desde al menos 2004.

Con el dato de paro registrado de febrero, que es el primero tras la puesta en marcha de la reforma laboral, una norma que flexibiliza el despido y da más facilidades a los empresarios para dejar sin aplicación los convenios de ámbito superior al de la empresa, se ratifica la tendencia de que este 2012 está siguiendo muy de cerca los pasos de 2009, el año de la Gran Recesión, coincidiendo con el regreso de la economía a la contracción.

El año 2012 está siguiendo muy de cerca los pasos de 2009, el año de la Gran Recesión

En cuanto al posible impacto de la reforma, que en todo caso apenas lleva algo más de una quincena en marcha y cuyos eventuales efectos, según recuerdan los expertos, se diluyen en la situación de recesión que atraviesa el país, el Gobierno destaca que la afiliación ha aumentado en 4.635 personas en el régimen de autónomos. Según el secretario de Estado de Empleo, Tomás Burgos, este incremento "invita a pensar que hay una disposición favorable para potenciar las contrataciones entre los emprendedores". A pesar de estas palabras hay que tener en cuenta que una cosa son las contrataciones de asalariados y otra muy distinta las altas de autónomos en la Seguridad Social. Que estas últimas crezcan no supone que vaya a contratarse a más trabajadores.

Sin salir del lado de la contratación, donde la reforma trata de fomentar el incremento de plantilla de forma indefinida con la rebaja del coste del despido de estos contratos con la generalización del de 20 días (frente a los nueve de los temporales), hay un mínimo indicio de que los empresarios han optado más por esta vía que en enero. Así, aumenta la relación de contratos indefinidos frente al total, que pasa del 7,3% de enero al 7,6% en febrero, aunque la contratación sigue por debajo de los niveles de 2010 condicionada por la recaída en la recesión. Otro elemento que matiza la supuesta mejora es que los temporales siguen creciendo.

La contratación indefinida aumenta mínimamente su peso relativo frente al total

Según las cifras publicadas hoy por el departamento que dirige Fátima Báñez, el número de personas inscritas a las oficinas públicas de empleo avanzó en un 2,44% con respecto a enero con 112.269 nuevos desempleados, lo que eleva el total de parados a 4.712.098 personas tras acumular siete meses consecutivos al alza. Frente a este dato, la última Encuesta de Población Activa, correspondiente al cuarto trimestre de 2011, arroja un balance de 5,3 millones de personas sin trabajo. Este sondeo, que elabora el INE está considerado como el mejor termómetro del mercado laboral, mientras los datos de paro registrado solo recogen a quienes están apuntados al antiguo Inem.

En términos desestacionalizados, esto es, con los datos limpios de polvo y paja, el balance también es negativo con 77.189 afiliados menos en febrero y 62.858 parados más. Por otra parte, la persistente caída en en los ocupados presiona en contra de la reducción del déficit, ya que este organismo ha registrado una ejecución presupuestaria negativa por primera vez desde que se separó la financiación de la Sanidad por el gasto en pensiones y, en menor medida, el Fogasa.

Por sectores, el paro registrado sube en todos ellos y, tal y como sucedió en enero, con especial virulencia en los servicios con 59.230 desempleados más, lo que representa un avance del 2,16%. También en agricultura se registra una fuerte subida en 11.219 personas, un 7,37% más. En industria, por su parte, se incrementa en un 1,96% o 10.269 personas; en construcción, en otro 1,98% o 15.656 desempleados, y en el colectivo sin empleo anterior en un 4,12%, el equivalente a 15.895 parados más.

El paro registrado sube con especial virulencia en los servicios con 59.230 desempleados más

Por sexos, el desempleo entre los hombres aumenta en 64.871 personas, un 2,83%, hasta los 2,35 millones. El paro femenino también sube, aunque con menor intensidad con un alza del 2,05% o 47.398 mujeres frente a enero, aunque el total de desempleadas es el mismo con 2,35 millones.

El desempleo de los jóvenes menores de 25 años, el colectivo más afectado por el deterioro del mercado laboral, vuelve a subir en febrero con 24.885 parados más, lo que representa un avance del 5,22% frente al mes anterior. Por comunidades, el paro desciende en dos comunidades con Baleares y Extremadura, aunque apenas en medio millar de personas en cada caso.

En cuanto a las prestaciones por desempleo, datos que van con un mes de retraso, aunque hay más parados, los beneficiarios se reducen un 1,4% hasta los 3.012.045 por el agotamiento de las mismas motivado por las dificultades para volver al mercado laboral. La cobertura del sistema de protección por desempleo, por este motivo, se reduce en enero al 69,10%.