Santander se consolida en Polonia con la absorción de la filial del banco KBC

El grupo español controlorá el 76,5% de la entidad resultante con opciones de llegar al 81,5% Bank Zachodni se confirma como el tercer banco del mercado polaco

Un cajero automático del Banco Santander.
Un cajero automático del Banco Santander. EFE

Banco Santander y el belga KBC Bank han alcanzado un acuerdo de inversión para fusionar sus dos filiales en Polonia, Bank Zachodni WBK y Kredyt Bank, según ha informado este martes la entidad española a la CNMV. Tras la operación, el grupo que preside Emilio Botín controlará el 76,5% de la entidad resultante y KBC, en torno al 16,4%, con el objetivo de ir reduciendo su presencia por debajo del 10% a corto plazo.

Para ayudar a minorizar la presencia del KBC, que apuesta a largo plazo por salir de la entidad, Santander avanza que tratará de colocar una participación entre inversores, además de adquirir un compromiso para comprar de forma adicional hasta el 5% de la entidad resultante. El 7,1% restante que queda fuera de los bancos será propiedad de accionistas minoritarios.

La operación se realizará a través de un canje de acciones con una ratio de 6,96 títulos del Zachodnipor cada 100 del Kredyt Bank. Esta relación valúa a la filial del Santander en un precio por acción de 226,4 zloty y de 15,75 zloty, respectivamente.

La entidad resultante de la fusión, que cotizará en la Bolsa de Varsovia, reforzará su posición como tercer banco en Polonia por depósitos, créditos, sucursales y beneficios, Contará con 900 oficinas y 3,5 millones de clientes particulares. Su cuota de mercado aumentará al 9,6% en depósitos, del 8% en créditos y del 12,9% en oficinas. Si se suma la actividad de Santander Consumer Finance, su cuota de mercado se sitúa alrededor del 10%.

En el marco del acuerdo de inversión, Santander también se ha comprometido a adquirir el 100% de Zagiel, la filial de financiación al consumo de KBC en Polonia, a valor neto ajustado. Ambas operaciones están sujetas a la autorización de las autoridades de competencia.

El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, ha afirmado que con la absorción la entidad cántabra refuerza "significativamente" su presencia en Polonia, donde compró el Zachodni hace un año al irlandés Allied Irish Bank. En su opinión, también refleja la flexibilidad y ventajas del modelo de filiales del grupo. "Desde el primer momento, vamos a generar valor para los accionistas de Banco Santander y de la entidad fusionada, al tiempo que crearemos un banco más potente para los clientes y empleados en Polonia", ha resaltado.

Santander estima que el impacto de la operación sobre el ratio de core capital del grupo, según los criterios de Basilea II, será de en torno a 0,05 puntos.

Reducción del consejo a 16 miembros

Por otra parte, el Banco Santander ha anunciado que propondrá a la próxima junta de accionistas, prevista para el 30 de marzo, reducir el tamaño del consejo, que pasará de los 20 miembros con que contaba hace un año a 16. En un comunicado remitido hoy, la entidad explica que los consejeros que abandonarán su puesto serán Antonio Basagoiti, Antonio Escámez y Luis Alberto Salazar-Simpson en una operación que "está en línea con las recomendaciones de los códigos de buen gobierno y con las prácticas internacionales".

Asimismo, el consejo ha propuesto a la junta el nombramiento, como consejera independiente, de Esther Giménez- Salinas, doctora en Derecho y Rectora de la Universidad Ramón Llull. También se ratificará, previsiblemente, el nombramiento de Vittorio Corbo, que cubrió la vacante dejada por Luis Ángel Rojo, fallecido en 2011. Junto a él, Antoine Bernheim, que representaba a Assicurazioni Generali, y Francisco Luzón, que se acogió a la prejubilación, abandonaron el consejo.

Con las propuestas que se someten ahora a la próxima junta, dice el Santander, el consejo reduce su composición a 16 vocales, de los que cinco son ejecutivos y 11 externos (un dominical, ocho independientes y dos externos no dominicales ni independientes). Por tanto, "la mitad del consejo seguirá siendo independiente", explica el banco.

Antonio Basagoiti continuará como presidente no ejecutivo de Banesto y Antonio Escámez y Luis Alberto Salazar-Simpson pasarán a formar parte del consejo asesor internacional del Grupo Santander. Por último, el consejo de administración del Santander hace constar en su nota "su reconocimiento y agradecimiento a la gran labor realizada por los consejeros salientes".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS