Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las firmas virtuales copan las nuevas líneas de móvil en 2011

Yoigo también arrebata cuota de mercado a las tres grandes

Los operadores de telefonía móvil virtuales (OMV) acapararon buena parte de las nuevas líneas registradas en el último año hasta superar en cuota de mercado a Yoigo, según los datos publicados ayer por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Estas compañías, que se caracterizan por alquilar las redes a terceros y tener estructuras de costes más bajas, aumentaron su cartera de clientes en 1,22 millones. Gracias a ello, la treintena de empresas que componen el grupo de las OMV (Pepephone, Simyo, Másmovil, Jazztel Móvil...) aumentó su cuota de mercado en 2,8 puntos, hasta el 6,33%.

La telefonía móvil sumó 1,5 millones de líneas, hasta los 56,2 millones, un ritmo algo inferior al de años previos que pone de relieve que el sector no es inmune a la crisis, lo que fue aprovechado por los operadores virtuales con sus bajas tarifas para robar clientes. Tanto en diciembre como en el conjunto de 2011 se batieron récords de portabilidad, cambios de compañía conservando el número (5.586.600 en el año) en busca de tarifas más baratas y promociones.

Entre el resto, solo Yoigo logró mejorar su cuota con 779.716 nuevas líneas, aunque esto no evitó verse superada por los OMV. Orange, por su parte, vivió un desenlace agridulce al ser la única de las grandes que elevó su cartera de clientes, pero no conseguir un aumento de cuota de mercado. Movistar y Vodafone fueron los perdedores del año, con una rebaja neta de 460.000 líneas para la marca de Telefónica y de 310.398 para la filial de la británica. No obstante, el último mes de 2011 les aportó elementos positivos, ya que fueron los que mejor partido le sacaron a la campaña de Navidad con 119.450 y 91.140 nuevas líneas.

En Internet, donde el número de líneas creció un 5% hasta los 11,1 millones, Telefónica perdió 123.400 líneas de banda ancha y redujo por primera vez su cuota de mercado a cierre de año por debajo del 50%, pese a que siguió avanzando en el pujante sector de la fibra óptica.