Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España crece un 0,7% en 2011 pese a caer un 0,3% en el cuarto trimestre

El INE confirma que el PIB volvió a contraerse en el cuarto trimestre dos años después. -La demanda interna tira hacia abajo de la actividad

España crece un 0,7% en 2011 pese a caer un 0,3% en el cuarto trimestre

El Producto Interior Bruto de España avanzó una media del 0,7% en 2011, según el primer adelanto de contabilidad nacional que ha publicado hoy el INE. Pese al balance positivo del año, la oficina de estadística también confirma el regreso a la contracción de la economía española en el cuarto trimestre con un descenso del 0,3% frente al cierre de septiembre, cuando se estancó. El dato, por tanto, confirma las malas noticias que ya habían avanzado tanto el FMI como el Banco de España.

El avance del INE llega, además, el mismo día en el que los líderes de la UE se reúnen en Bruselas para abordar la necesidad de medidas para estimular el crecimiento ante la constatación de que, solo con ajustes, no se podrá dejar atrás la crisis. Por otra parte, el regreso a la contracción coincide con el mal balance sobre el mercado laboral que dibujó el viernes la Encuesta de Población Activa. Según los datos de esta estadística, considerada como el mejor termómetro del empleo en España, el número de parados ascendió por primera vez a 5,3 millones de personas y la tasa llegó al 22,85%. Además, empieza a cundir el desánimo, ya que el total de personas que buscan un trabajo se redujo frente al trimestre anterior por primera vez desde verano de 2009.

El retroceso del PIB en el tramo final de 2011, añade el INE, se ha debido por "una contribución más negativa de la demanda nacional, compensada en parte por la aportación positiva del sector exterior que ha crecido respecto al trimestre anterior". Frente al cuarto trimestre de 2010, la economía española avanzó un 0,3% entre octubre y diciembre, cinco décimas por debajo del crecimiento registrado en el trimestre anterior en tasa interanual.

El regreso a tasas negativas de crecimiento en el cuarto trimestre, según explicó el Banco de España cuando publicó su estimación del PIB hace una semana, será el primero de una larga serie. Así, los expertos del organismo que preside Miguel Fernández Ordóñez creen que la recesión se adueñará de todo este año y que el PIB no empezará a levantar cabeza hasta el arranque de 2013.

El vaticinio del Banco de España dibuja una caída menos abrupta que en lo peor de la Gran Recesión de 2009 (-1,5% ahora frente al -3,7% anterior) y menos prolongada (cinco trimestres de contracción frente a siete) que la de hace tres años, pero en absoluto una recesión suave. En 1993, la anterior gran crisis española, la actividad cedió un 1% tras cuatro trimestres en números rojos. Y no hay precedentes recientes de una recaída tan acusada en tan poco tiempo, de cómo encajará otro golpe una economía noqueada, que aún no se ha recuperado del último asalto.

Para el FMI, la economía española retrocederá un 1,7% a lo largo de 2012 y seguirá en terreno negativo en 2013 con un descenso del 0,3%. Ante semejante contracción, advierte de que no se podrán cumplir los objetivos de déficit comprometidos ante Bruselas y que, de momento, siguen en el 4,4% para este año y en el 3% para el siguiente.

A falta de conocer el detalle del avance del INE, que publicara sus datos completos sobre contabilidad nacional el próximo día 16 de febrero, el Banco de España definió la nueva recesión que ha empezado en el último tramo de 2011 como "una confluencia del proceso de ajuste del sector privado con el del sector público".