Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva fábrica de Cacaolat duplicará la capacidad productiva

El juez adjudica la marca de batidos a Damm, Cobega y Victory

Es más que probable que, dentro de un año y medio, cuando los conductores entren en Barcelona por la Meridiana y miren a la izquierda vean un gran logo de Cacaolat donde ahora están los depósitos metálicos de Damm. Tras ocho meses de incertidumbre, el titular del Juzgado de lo Mercantil número 6 de Barcelona adjudicó ayer la unidad productiva de Cacaolat a la alianza de la cervecera Damm, la envasadora y distribuidora de Coca-Cola Cobega y la inversora Victory Turnaround, que prevé la construcción de una nueva fábrica en las instalaciones de la primera en Santa Coloma de Gramenet.

El juez se decidió por esta oferta por encima de las de Vichy Catalán y Central Lechera Asturiana porque el desembolso de los tres socios es el mayor de los presentados: un total de 130 millones de euros para enjugar el pasivo de 30 millones de la marca de batidos, pagar las hipotecas pendientes, invertir en la nueva fábrica de Santa Coloma (62 millones) y volver a poner en marcha la de Zaragoza, que hoy está parada (cuatro millones). La nueva planta, en 55.000 metros cuadrados de terreno pegados a Barcelona, duplicará la capacidad productiva de Cacaolat en sus buenos tiempos. En 2009 la histórica marca de batidos produjo 32 millones de litros de leche, batido individual y batido familiar; la capacidad de la nueva será de 60 millones, según consta en el proyecto que ha valorado el juez y que asegura que "será la mayor planta de fabricación de batidos del sur de Europa". La crisis, sumada a la situación de Nueva Rumasa, ha provocado que Cacaolat produzca hoy al 15% de su volumen normal y que muchos de los formatos hayan desaparecido de los supermercados.

El culebrón que finalizó ayer comenzó en marzo pasado, cuando Nueva Rumasa, el conglomerado de la familia Ruiz-Mateos, declaró a varias empresas en concurso de acreedores, entre ellas Cacaolat. Los trabajadores, que siempre han priorizado el mantenimiento de los 500 puestos de trabajo que suman la fábrica de la calle de Pujades, el almacén de Parets del Vallès y la planta de Zaragoza, respiraron ayer tranquilos tras meses de rumores e incertidumbre. "La fábrica se queda aquí, tendremos una planta nueva y enorme, y vamos a producir muchas más referencias", destacó el presidente del comité de empresa, José Miguel Miguel (UGT), tras recordar que hay expedientes de regulación temporal de empleo en Cataluña y en Zaragoza. También la Generalitat y el Ayuntamiento de Santa Coloma celebraron la decisión judicial.

Los nuevos propietarios de Cacaolat asumirán la producción de Clesa en Madrid: los envases de leche entera, semidesnatada y desnatada de 1,5 litros; los batidos de vainilla y fresa; la horchata, y el Cacaolat de litro. En el plan industrial presentado por Damm, Cobega y Victory (que participan en un 49%, 49% y 2%, respectivamente) figura también la expansión internacional de la producción, que se apoyará en la red de distribución de Cobega, presente ya en el Magreb y en el África subsahariana, donde podría tener muy buena acogida la leche condensada. La concesionaria de Coca-Cola también lo es para Islandia.