Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La aerolínea Qantas normalizará sus servicios en 24 horas

Los jueces obligan a la compañía australiana a volar inmediatamente.- El órgano de arbitraje laboral australiano da 21 días a las partes para que lleguen a un acuerdo

Los vuelos de la aerolínea australiana Qantas se normalizarán en las próximas 24 horas, según ha afirmado este domingo su director ejecutivo, Alan Joyce, después de que los jueces hayan obligado a la compañía a volar inmediatamente para finalizar con un conflicto que ha afectado a unos 80.000 pasajeros en el mundo. Joyce señaló en rueda de prensa que los vuelos interiores e internacionales se reanudarían esta tarde, una vez que la autoridad reguladora de aviación civil le dé luz verde.

Esta reanudación se da después de la decisión tomada ayer por el órgano de arbitraje laboral de Australia, que determinaba que la aerolínea australiana Qantas debe volver a volar y los sindicatos de pilotos, mecánicos y personal de tierra tienen que acabar con sus huelgas.

La decisión concede 21 días a todas las partes implicadas para que alcancen un acuerdo y se producía al día siguiente de que Qantas anunciase que dejaba en tierra de manera indefinida sus flota de aviones, lo que ha afectado a unos 80.000 pasajeros en todo el mundo. En el caso de que concluya el plazo sin acuerdo, Fair Work Australia, el órgano de arbitraje, intervendrá.

"Teníamos que hacer todo lo posible por evitar el mayor daño posible a la industria del turismo", ha manifestado el juez Geoffrey Guidice, del citado comité. El panel de tres jueces, después de escuchar durante todo el día las posiciones de las partes y del Gobierno, falló a favor de la terminación de las huelgas, el resultado que buscaba Qantas.

Poco después de conocerse el fallo, el asistente del Tesorero Federal de Australia, Bill Shorten, declaró a los periodistas que el Gobierno está "satisfecho" con la decisión y por la restauración "del sentido común tras 24 horas de caos". Shorten dijo que cree que "Qantas y los sindicatos trabajarán para volver a volar tan pronto les sea posible".

La compañía aérea justificó el sábado su drástica decisión como la única forma que habían encontrado para acabar con las huelgas y la sangría que suponían para la empresa, después de más de nueve meses y 200 negociaciones improductivas. La medida de Qantas "ha afectado a más de 68.000 pasajeros" y "ha motivado la cancelación de 447 vuelos" nacionales e internacionales, según datos de la aerolínea, aunque otras fuentes elevan la cifra de afectados a 80.000 personas.

Además de los pasajeros, el sector turístico de Australia ya ha empezado a calcular sus pérdidas: unos 60,5 millones de euros (85,7 millones de dólares) este fin de semana y al menos 113,5 millones de euros (161 millones de dólares) si la crisis continúa.