Zara cambiará la facturación de su venta 'online' a España a partir de 2012

El traslado desde Irlanda, donde los impuestos son más bajos, aumentará la tributación de Inditex por la actividad de comercio electrónico

Inditex ha anunciado hoy que a partir de 2012 canalizará todas sus ventas de comercio electrónico desde España, y no desde Irlanda como venía haciendo desde que inició esta actividad en 2007. La empresa que preside Pablo Isla asegura que inició su actividad de venta en Internet desde Irlanda "al localizarse en este país el conocimiento, experiencia y los recursos tecnológicos propios del comercio electrónico", y que superada la fase de lanzamiento y adquirido el conocimiento técnico "la compañía tiene decidido la explotación de su negocio online a partir del año 2012", para lo que el pasado 29 de julio se constituyó la sociedad Inditex E-Commerce.

Una de las consecuencias de ese cambio de domicilio fiscal será la diferencia en la tributación por la actividad de comercio electrónico, ya que en Irlanda las sociedades soportan un tipo único del 12,5%, mucho menor que el 30% que fija el impuesto español sobre sociedades para grandes empresas o, incluso, que la banda del 24% al 18% en que se sitúa el tipo efectivo real.

Más información
Internet como paraíso fiscal

En declaraciones anteriores a EL PAÍS, un portavoz de la compañía señaló que la decisión de canalizar las ventas online a través de una sociedad irlandesa (ITX E-Commerce Ireland Limited) no se tomó por las ventajas fiscales del país, sino por el hecho de que "Irlanda ha concentrado en los últimos años muchas actividades y empresas relacionadas con el comercio electrónico y cuenta con la especialización y los recursos tecnológicos que exigen este tipo de actividades". Además, recalcó que "toda la gestión, operativa y logística se lleva desde España para todo el mundo". Lo cual significa, precisamente, que la sociedad irlandesa solo resulta operativa a efectos de facturación.

En el ejercicio de 2010, la compañía propietaria deUterqüe, Pull&Bear, Bershka, Massimo Dutti, Stradivarius y Oysho destinó el 25% -580 millones de euros- de sus beneficios brutos a impuestos, según consta en sus cuentas anuales. Inditex no desglosa qué parte de los ingresos proceden del comercio electrónico, lo que impide concretar a cuánto asciende el ahorro. Según un informe de ING, Inditex obtendrá alrededor del 5% de su facturación de Internet, lo que supondrá una aportación de 743 millones de euros sobre una cifra de negocios total estimada de 14.010 millones de euros en el ejercicio 2011-2012. Desde su lanzamiento, la tienda digital de Zara ha superado en ventas a cualquiera de las tiendas físicas del grupo.

Una tienda de la cadena Zara, el buque insignia del grupo Inditex.
Una tienda de la cadena Zara, el buque insignia del grupo Inditex.RICARDO GUTIÉRREZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS