Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Los inversores exprimen al Tesoro

España se ve obligada a pagar el precio más alto en tres años por su deuda a tres y seis meses

La tensión reinante en los mercados de deuda ha obligado hoy al Tesoro español a pagar la rentabilidad más alta en tres años por su deuda a corto plazo, aunque gracias a ello ha logrado acercarse al objetivo máximo de la subasta -fijado en 3.000 millones de euros- al emitir 2.890 millones. Si la semana pasada el interés que los inversores reclamaron al Estado para apostar por sus bonos a 10 años se incrementó a niveles desconocidos desde 1997, hoy han sido las letras a tres las que se han ido a su precio más alto desde 2008 en su primera subasta tras el acuerdo de la UE para poner coto a la crisis. Mientras, los títulos a seis han marcado su mayor tipo desde 2010 para superar las persistentes dudas de los inversores, según los datos del Tesoro. No obstante, pese al repunte en los tipos, el aumento del precio no se ha traducido en una mejora de la demanda, que se ha reducido frente a la última operación a los mismos plazos.

El organismo dependiente del Ministerio de Economía ha colocado 750 millones de euros en letras a tres meses a un tipo marginal (el último antes de cerrar los libros) del 1,950%, un precio desconocido en tres años y casi cuatro décimas frente a lo pagado en la última operación a los mismos plazos de junio. La demanda, aunque ha seguido siendo fuerte con más de 4.704 millones solicitados, se ha reducido frente a hace un mes. En concreto, ha pasado de una ratio de cobertura (títulos pedidos frente a los finalmente emitidos) de 9,5 veces a 6,27, lo que supone un recorte de un tercio.

En las letras a seis meses, el Tesoro ha vendido 2.135 millones de euros al 2,650%, un interés superior al 1,790% comprometido en junio. En su caso, este es el tipo más alto desde el pasado diciembre. Al igual que en los títulos a tres, la demanda también se ha reducido. Y en mayor proporción al pasar de una ratio de 3,8 veces a 2,15.

Junto al Tesoro español, Italia también ha acudido hoy al mercado a financiarse y ha obtenido el mismo resultado. En concreto, ha logrado colocar 9.000 millones de euros en sendas subastas de deuda a seis y 24 meses con un repunte importante de los intereses. Así, en los títulos con vencimiento a principios de 2012 ha adjudicado 7.500 millones a un 2,269%, tres décimas más que en al última subasta al mismo plazo, mientras que la ratio de cobertura fue de 1,56 veces. A dos años ha colocado 2.500 millones con un rendimiento del 4,038%, frente al 3,219% abonado en la anterior subasta.

El resultado de las emisiones de España e Italia pone en evidencia la importancia de la prima de riesgo ya que el diferencial entre los tipos que ha abonado hoy el Tesoro español frente al italiano es el mismo que separa a la prima o riesgo país de ambos Estados (poco más de 30 puntos básicos).