Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Refinería Balboa alega que "falta voluntad política" para aprobar el oleoducto

Aseguran que es "económicamente viable" y que no pasará por Doñana

Los promotores de la Refinería Balboa están en una situación de incertidumbre y expectación. Desde que en 2003 se pusiese en marcha el proyecto para la construcción de un oleoducto cuyo trazado recorrería 200 kilómetros desde Huelva a Los Santos de Maimona (Badajoz), el Ministerio de Medio Ambiente y la Junta "no han cesado de poner trabas al proyecto", aseguraban los promotores de la refinería esta mañana en una rueda de prensa en Sevilla.

El Consejero Delegado de la refinería, Juan Sillero y el director del proyecto, Edgar Rasquin, achacaron los motivos de la negativa por parte de la Junta y del Gobierno central "a la falta de voluntad política", porque el proyecto es "viable económicamente". De esta forma declararon su deseo de que el Ministerio resuelva "ya" la Declaración de Impacto Ambiental porque no existen razones para demorarla.

Los informes sobre el riesgo medioambiental y factores tecnológicos solicitados por el Gobierno al Grupo Gallardo, artífice de la refinería, fueron respondidos y avalados por organismos públicos como el Instituto Geológico y Minero de España y el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas, CEDEX, que según informó el director del proyecto, son los mismos organismos que utiliza la Consejería de Medio Ambiente y el Ministerio para evaluar sus informes. Estos, ha señalado Rasquin, "han mostrado su conformidad con el proyecto y por lo tanto las objeciones del ministerio carecen de fundamento".

Los estudios de riesgo medioambiental, que según Edgar Rasquin "podrían nunca ocurrir", se han realizado sin haber sido exigidos en la ampliación de la refinería de Cepsa en Huelva, con la que el promotor se comparaba para denotar las diferencias de trato por parte de la Administración entre una y otra refinería, y por lo tanto no son necesarios para establecer la viabilidad medioambiental. Estos estudios se centran en tres puntos: La frecuencia de accidentes por el aumento del tráfico marítimo, la evolución de los posibles vertidos del crudo, y el impacto y las consecuencias sobre los vertidos en espacios naturales.

"El oleoducto pasa por un trazado que va desde Huelva hacia el norte, para evitar el paso por Doñana", aseguró Juan Sillero, consejero delegado de Refinería Balboa. El punto más próximo al parque natural está a 20 kilómetros.

Sillero añadió además que el proyecto cuenta con una inversión de más de 2.000 millones de euros, 300 de los cuales irían destinados a Huelva. El consejero delegado anunció que una parte del presupuesto iría destinado a puestos de trabajo para lo onubenses, ya que la idea es la creación de una escuela de formación para los trabajadores al norte de la provincia.

Los ecologistas no han tardado en pronunciarse tras la rueda de prensa. El grupo WWF España ya ha exigido al Ministerio de Medio Ambiente, Medio rural y marino, que emita "cuanto antes la declaración de impacto ambiental (DIA), pero con carácter negativo". Por su parte, el portavoz de Ecologistas en Acción en Huelva, Juan Romero, ha dicho que hay que sopesar todas las repercusiones sociales, económicas y medioambientales del proyecto. En este caso, Ecologistas en Acción "sopesa qué ganamos y qué perdemos y Andalucía no gana nada, sino que multiplica los problemas".