Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Italia y Francia superan sus diferencias para nombrar a Draghi nuevo presidente del BCE

El italiano y exejecutivo de Goldman dirigirá el instituto emisor a partir de noviembre en sustitución de Trichet

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han nombrado hoy oficialmente al italiano Mario Draghi, actual gobernador del Banco de Italia y con 63 años, como nuevo presidente del Banco Central Europeo (BCE), después de que el pleno del Parlamento europeo respaldara ayer por amplia mayoría su nombramiento para sustituir al francés Jean-Claude Trichet. Según reza el borrador de la cumbre de la UE: "El Consejo Europeo nombró al Sr. Mario Draghi presidente del Banco Central Europeo desde el 1 de noviembre 2011 hasta el 31 de octubre de 2019", asegura el texto. Para ello, Italia y Francia han tenido que superar algunas diferencias. Con el nombramiento de Draghi, además, la UE cierra una de las vías de agua abiertas en el caso del proyecto europeo en plena crisis de los periféricos.

El Gobierno de París exigía como condición para dar su apoyo a Draghi que Italia renunciase al puesto de consejero del instituto emisor del euro que actualmente ocupa otro italiano, Lorenzo Bini Smaghi, y que este aceptase su salida, lo que finalmente ha ocurrido tras no pocas presiones.

El motivo de esta exigencia era que el Ejecutivo de Nicolas Sarkozy no quería perder a su representante en el BCE, que actualmente es Trichet, y quedarse sin ningún francés sentado en máximo órgano ejecutivo de la institución mientras Italia tenía dos.

El presidente italiano Silvio Berlusconi llegó a pedir a Bini Smaghi, cuyo mandato concluía dentro de dos años, que renunciase al cargo en el BCE para permitir el baile de sillas. Con vistas a convencerle, Berlusconi podría haberle ofrecido la presidencia del Banco de Italia, e incluso la de la autoridad italiana de Competencia, no obstante, el cavallieri está tambien barajando a otros dos candidatos para el puesto.

Cuando emergió como favorito, la elección de Draghi levantó una polvareda por su pasado como responsable europeo de Goldman Sachs, el banco de negocios estadounidense que ayudó a Grecia a camuflar parte de su agujero fiscal con contabilidad creativa.

Berlusconi baraja tres nombres para sustituir a Draghi en el Banco de Italia

El primer ministro, Silvio Berlusconi, ha destacado que el por ahora miembro del Banco Central Europeo, Lorenzo Bini Smaghi, el director general de la Banca de Italia, Fabrizzio Saccomanni, y el director general del Tesoro, Vittorio Grillo, son las tres personas "que están en grado de asumir la responsabilidad del Banco de Italia" y sustituir a Mario Draghi al frente de ésta tras su nombramiento como presidente del Banco Central Europeo (BCE).

El mandatario ha recordado que el Gobierno discutirá el nombramiento en el próximo consejo de ministros previsto para el próximo 30 de junio, aunque ha reconocido que Smaghi es "idóneo" para dirigir el banco central italiano. Berlusconi ha destacado también que el nombramiento de Draghi es "un gran éxito de Italia y del Gobierno".

Por otra parte, fuentes cercanas a la presidencia de la República han destacado al diario La Stampa que para la sucesión de Draghi "será necesario seguir el procedimiento previsto en la reforma sobre el ahorro" porque "solo así se puede garantizar la debida transparencia sobre la elección del nuevo presidente".

Más información