Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

"No me imaginaba buscando trabajo en Alemania"

La Cámara de Comercio de Alemania despeja las dudas de los titulados que quieren trabajar en ese país

Alemania se presenta como el destino soñado de los ingenieros desde que la canciller, Angela Merkel, anunciara que el país necesita 100.000 ingenieros durante la próxima década. Pero, ¿qué tipo de especialidades buscan? ¿Qué requisitos exigen? ¿Cómo conseguir una entrevista de trabajo?

Para responder a todas estas dudas, la Cámara de Comercio de Alemania ha organizado esta mañana en Madrid el segundo de los dos seminarios sobre movilidad laboral, destinado a un centenar de ingenieros españoles interesados en trabajar en el país germano. Hace dos días, se celebró el primero en Barcelona.

Ingeniería mecánica, electrónica, industrial y aeronáutica son las cuatro titulaciones más demandadas. Además del título, exigen un nivel B2 de alemán -un nivel alto que implica ser capaz de comunicarse con naturalidad y fluidez-.

Para conseguir un trabajo recomiendan dos vías de entrada: las prácticas para los recién titulados que quieren introducirse al mercado alemán y la red europea EURES para quienes buscan entrar en la base de datos de las oficinas de empleo germanas.

La consejera de la EURES España, Marisa Carmona, ha afirmado que el número de españoles que busca un puesto de trabajo en el extranjero se ha triplicado desde el comienzo de la crisis en 2008 y ha añadido que Alemania, Francia, Suiza y Reino Unido lideran las preferencias de los profesionales. El perfil del trabajador que busca empleo en el extranjero es un hombre de entre 25 y 35 años, licenciado en ingeniería, arquitectura e informática.

Entre los asistentes al seminario de esta mañana predominaban los ingenieros de caminos en paro, como Carlos Penalba, que hace un mes perdió su empleo. Él, por suerte, lleva seis años estudiando alemán, aunque confiesa que no se imaginaba "buscando una salida en Alemania". La jornada también ha atraído a algunos titulados con trabajo interesados en mejorar sus condiciones laborales. En Alemania el salario de un ingeniero ronda los 50.000 euros, el doble del sueldo medio para estos profesionales en España.

Marcelo Scocco, un economista argentino que ha estudiado y trabajado en diversos países, como España o Italia, ha animado a los asistentes a "abrir la mente" y desechar los tópicos sobre los alemanes. "En el trabajo son metódicos, serios, competitivos, pero también son, por lo general, muy respetuosos, cordiales y para nada aburridos".