Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Boletín Económico del BdE

El Banco de España se muestra "preocupado" por el alza de los salarios

El supervisor vuelve a criticar las cláusulas de revisión porque prorrogan la subida de la inflación

El Banco de España considera que las subidas pactadas en los convenios firmados en los tres primeros meses del año son "preocupantes", ya que no encaja con la "desfavorable situación del mercado laboral". Según recuerda el supervisor en su último informe sobre la situación de la economía, referente a abril, el alza media recogida en los convenios cerrados en el primer trimestre fue del 3,1%, "lo que supone un repunte sustancial con respecto al 1,4% de 2010", añade.

El organismo, que se ha destacado por sus constantes advertencias contra la falta de contención salarial por el impacto -en su opinión negativo- que tiene en la competitividad de España y el empleo, atribuye estas subidas al hecho de que la mayoría de convenios firmados entre enero y marzo se arrastran de lejos.

No obstante, según ha advertido el propio Ministerio de Trabajo en varias ocasiones, los datos sobre salarios recogidos por la estadística de convenios no son representativos ya que solo se anotan aquellos con una cifra exacta, que son pocos y en su mayoría con altos incrementos. Por otra parte, el análisis del Banco de España llega en pleno proceso de negociación para la reforma de los convenios.

Volviendo a los datos del primer trimestre, según matiza el Banco de España, una gran parte de los nuevos convenios derivan de los acuerdos plurianuales de otros firmados en ejercicios anteriores y, por tanto, previos al pacto de moderación alcanzado entre sindicatos y patronal en febrero de 2010. Gracias a ello, siguen referenciados al IPC de diciembre de 2010, que fue del 3%. Este grupo de convenios anteriores al acuerdo salarial registran un avance medio del 3,4%, mientras en los posteriores se modera al 2,1%. Asimismo, el Banco de España destaca que los convenios de nueva firma de 2011 "son escasos", aunque celebra que "muestran un aumento de la tarifa más modesto del 1,7%".

Pese a ello, también llama la atención sobre el hecho de que el reciente incremento de la inflación, que cerró marzo en el 3,6%, ha activado las cláusulas de salvaguarda, "cuya presencia, aunque menor que en años anteriores, es aún importante" pues afecta a casi un 50% de los asalariados, 20 puntos porcentuales menos que en diciembre de 2009.

En todo caso, el Banco de España insiste en que estas cláusulas -que corrigen el desfase entre la inflación prevista y la real en los salarios- "alimentan la generación de efectos de segunda vuelta (en los precios), que tienden a complicar la consecución de ganancias de competitividad y la generación de empleo".

A partir de este conjunto de datos, el supervisor estima que el ritmo de expansión interanual de la remuneración por asalariado se incrementó hasta el 1,5 % en el primer trimestre de 2011. Por encima del 0,9% del mismo periodo del año anterior. "Esta trayectoria de los salarios y la ligera desaceleración de la productividad conducirían a un descenso más moderado de los costes laborales unitarios en la economía de mercado", concluye.