Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere en un accidente de tráfico uno de los herederos del gigante italiano de los chocolates Ferrero

Pietro Ferrero, de 47 años, estaba en un viaje de negocios en Sudáfrica cuando ocurrió el accidente del que se desconocen, de momento, los detalles

Pietro Ferrero, uno de los herederos del grupo italiano Ferrero, ha muerto en un accidente de tráfico en Sudáfrica, ha confirmado hoy la compañía fabricante de chocolates y dueña de marcas como Ferrero Rocher, Nutella o Kinder. El empresario, de 47 años, se encontraba de viaje de negocios por el país cuando ocurrió el incidente del que, de momento, se desconocen los detalles.

Según Il Corriere della Sera, Pietro, quien junto a su hermano Giovanni era el consejero delegado del grupo, murió atropellado por un coche mientras hacía ciclismo, del que se declaraba un gran aficionado. La compañía no ha confirmado esta versión y solo ha informado de que, por el momento, se dispone tan solo de "informaciones fragmentarias" sobre las causas de su muerte.

Los dos hermanos junto con su padre Michele, fundador del gigante chocolatero y el hombre más rico de Italia, manejaban el grupo confitero que con sus productos tiene gran presencia internacional.

Pietro Ferrero nació en Turín el 11 de septiembre de 1963, en el seno de la familia que fundó la empresa más grande de confitería del mundo. La Repubblica informa de que estaba casado y con tres hijos y en 1985 comenzó a trabajar en la primera planta del grupo Ferrero en Allendorf. En 1992, asume la responsabilidad de la gestión operativa de la división de Europa del grupo. Pietro Ferrero ocupaba el cargo de presidente del grupo italiano Ferrero SpA, y era el consejero delegado de Ferrero International SA. El grupo Ferrero emplea unos 20.400 trabajadores en todo el mundo.

"Italia ha perdido a un empresario que ha sido un ejemplo de las mejores cualidades de nuestra historia industrial y ha dado al mundo una contribución de una importancia excepcional del 'Hecho en Italia'", ha dicho el ministro italiano de Asuntos Exteriores, Franco Frattini.