Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Portugal negocia un rescate con Bruselas de hasta 90.000 millones

Lisboa presenta hoy la petición de ayuda a Bruselas.- El crédito empezará a entregarse antes de las elecciones

El Gobierno portugués presentará formalmente esta tarde la petición de ayuda financiera a los socios de la zona euro, según ha anunciado el ministro de la Presidencia, Pedro Silva Pereira, después de una reunión del Consejo de Ministros. El portavoz gubernamental ha subrayado que la Comisión Europea está en condiciones de enviar a Lisboa una delegación conjunta con el Banco Central Europeo (BCE) para iniciar un diálogo sobre los términos concretos del rescate.

A la espera de la opinión de los técnicos, empiezan a publicarse diferentes cifras del paquete de ayuda. La agencia Efe Dow Jones señala que podría ascender a 90.000 millones de euros, más de la mitad del PIB de este año. Otros medios apuntan a entre 60.000 y 70.000 millones. El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Junker, mencionó el pasado 24 de marzo la cifra de 75.000 millones de euros. Este monto se repartiría entre el Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF), con 50.000 millones, y el Fondo Monetario Internacional (FMI), con los 25.000 restantes.

De la cifra inicial de 50.000 millones que debía aportar la UE para Portugal, Alemania volvería a ser el mayor contribuyente, con 14.500 millones de euros, seguida de Francia (11.000 millones), Italia (9.600 millones) y España (6.400 millones).

Fuentes del Gobierno aseguran que la petición del rescate estará precedida de una discusión con los principales partidos de la oposición. El apoyo de la mayoría de fuerzas políticas es esencial para que Portugal reciba la ayuda financiera, ya que el cumplimiento de las condiciones comprometerá al Gobierno que surja de las elecciones anticipadas del próximo 5 de junio, sea del signo que sea. El presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, ha reaparecido en escena después de un inexplicable silencio en los últimos días.

Hoy, el presidente ha empezado a recibir a los representantes de los partidos y, a través de Facebook, ha emitido un mensaje de apoyo al Gobierno para asegurar "los medios de financiación necesarios para el funcionamiento de nuestra economía". Cavaco ha pedido la colaboración responsable de toda la oposición.

De momento, sólo el Partido Social Demócrata (PSD), líder de las filas opositoras, ha dicho que apoya al Gobierno para conseguir un paquete mínimo de ayuda hasta que sea elegido un Gobierno con fuerza y credibilidad suficientes para negociar una ayuda más completa de medio y largo plazo. En el actual marco parlamentario, este respaldo es más que suficiente. La izquierda radical -Partido Comunista y Bloco de Esquerda-, rechazan la ayuda externa.

Desde Bruselas, el portavoz de Jean-Claude Juncker ha subrayado que nada impide un primer paquete de ayuda a Portugal hasta las elecciones legislativas del 5 de junio.

París denuncia la falta de rigor de Lisboa

El Gobierno francés ha atribuido hoy la situación de Portugal, al igual que la de Grecia e Irlanda, a falta de rigor en la gestión de las finanzas públicas, y ha señalado que la ayuda europea tendrá que ir acompañada de esfuerzos de su parte, según ha afirmado el primer ministro francés, François Fillon.

Por su parte, la ministra de Finanzas, Christine Lagarde, ha asegurado que "por supuesto" Portugal tendrá que hacer esfuerzos en materia de finanzas públicas a cambio del plan de rescate que ha pedido a sus socios de la Unión Europea. Una vez solicitada esa ayuda -ha señalado Lagarde durante una visita en la que acompañaba al presidente francés, Nicolas Sarkozy-, "ahora hay que ponerse en marcha para responder a la demanda y examinar las condiciones a las que se efectuará el préstamo".

Más información