Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inditex acumula tres años de caída de ventas en España

El negocio español retrocedió un 0,6% en 2010. -El grupo compra las franquicias en Serbia y Montenegro

Inditex, el líder mundial de la moda, atraviesa una mala racha en su principal mercado, el español. El vicepresidente y consejero delegado de la firma, Pablo Isla, prefiere decir siempre que las ventas permanecen estables. La información que da el grupo al presentar resultados no permitía hasta ahora sacar conclusiones definitivas sobre el signo de esa "estabilidad". Pero lo cierto es que las memorias de las cuentas anuales de Inditex, la último de los cuales acaba de ser registrada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, muestran que el grupo que preside Amancio Ortega ha visto caer sus ventas en España durante los últimos tres años.

Se trata en todo caso de caídas muy leves. En 2010, por ejemplo, el retroceso fue de solo el 0,6%, desde 3.708,97 hasta 3.685,32 millones de euros. Inditex logró su récord de ventas en España en 2007, con 3.746,8 millones de euros de ventas en el ejercicio cerrado el 31 de enero de 2009. El grupo empezó a sufrir la crisis en 2008, año en que la cifra de negocio ya cayó un 0,4% y luego vinieron dos retrocesos consecutivos de caída del 0,6%.

En total, el recorte de las ventas de Inditex en España desde el máximo ha sido de un 1,6% en tres años, muy escaso en comparación con el impacto de la crisis sobre otros sectores y sobre otros competidores. En todo caso, el retroceso de la facturación a clientes españoles se ha producido pese a la apertura de nuevas tiendas. Desde el 31 de enero de 2008 hasta el 31 de enero pasado, el grupo ha pasado de tener 1.747 a 1.925 tiendas en España. Durante el último ejercicio las aperturas netas fueron 25.

Pese al ligero retroceso de sus ventas en España a lo largo de los tres últimos años, Inditex ha sido capaz de seguir creciendo con fuerza y de forma rentable en el extranjero y eso le ha permitido elevar tanto su cifra de negocio como sus beneficios a pesar de la crisis internacional.

La gran apuesta del grupo está siendo Asia, y China en particular. En Asia, las ventas se dispararon un 41% hasta los 1.493 millones de euros. En América, en parte por el impacto favorable de los tipos de cambio, las ventas crecieron un 31,4% en 2010, siempre según los datos de su informe anual, que clasifica las ventas en función de la localización geográfica de los clientes.

Pero pese a la apuesta por los mercados emergentes, Inditex tampoco descuida Europa. La prueba de ello es que durante el ejercicio 2010 ejerció la opción de compra que tenía frente a su socio Otto GMBH sobre el 22% de su filial en Alemania Zara Deutschland. Inditex no desvela el precio de la operación, anunciada en agosto pasado, sino solo que se fijó en función de las aportaciones realizadas por Otto GMBH a los fondos propios de la sociedad participada y de las tiendas abiertas por Zara en Alemania desde el 1 de febrero de 2006.

Además, el pasado 7 de febrero, Inditex alcanzó un acuerdo con el grupo Detal Sport, de Belgrado, para la compra de las sociedades que explotan en Serbia y Montenegro los derechos de franquicia de Zara Bershka, Stradivarius, Pull & Bear, Massimo Dutti y Oysho. Inditex estima que la compra se completará el 30 de abril si se cumplen las condiciones previstas en los contratos.

En el informe anual de Inditex también se precisa que el plan de incentivos para los directivos del grupo se extiende del 1 de febrero de 2010 al 31 de enero de 2013. Habrá un pago inicial correspondiente al 31 de enero de 2012 y otro un año después. La emprresa no explica ni las condiciones del plan ni el número de beneficiarios. En su informe anual de gobierno corporativo señalaba que el importe devengado durante el último ejercicio en caso de que se cumplan las condiciones previstas en el plan fue de 2,26 millones para los consejeros y de 3,84 millones para los directivos.