Navarra, Castilla y León y País Vasco dejan atrás la crisis

Las tres comunidades guían la recuperación con un crecimiento cercano al 1% en 2010.- Andalucía y Castilla-La Mancha, las más rezagadas, con un retroceso del 0,9%.- Navarra desplaza a Madrid como segunda mayor economía en renta por habitante

La industria fue el único sector económico, junto a la agricultura, que creció en 2010 y eso se refleja en el detalle de la evolución del PIB por comunidades autónomas, recién publicado por el Instituto Nacional de Estadística. Navarra (1,2%) y País Vasco (0,8%), que se benefician además de un menor lastre del ladrillo y de un gasto público mayor, fueron las comunidades que más crecieron en 2010. A ellas se suma Castilla y León, que se apunta un notable 0,8%, después de que en 2009 una pésima cosecha lastrara sus resultados. En cualquier caso, lejos aún de la media de la UE, que creció un 1,8% el año pasado.

El PIB español, según el INE, retrocedió apenas un 0,1% en 2010. Pero el promedio nacional esconde una disparidad notable, que sigue la habitual pauta de desigualdad norte-sur. En el extremo opuesto a Navarra, País Vasco y Castilla-León, se hallan Andalucía (-0,9%), Castilla-La Mancha (-0,9%) y Canarias (-0,8%). Las tres, además, están entre las que acumulan más desempleo, con tasas superiores al 28% en las economías andaluza y canaria (el promedio español es 20,1%).

Más información
Crecimiento de las comunidades
Aguirre cuestiona al INE porque los datos no le favorecen
La Comunidad de Madrid es la región en la que más cae el PIB per cápita

Cataluña y Madrid, las dos mayores economías españolas, marcan en buena medida la evolución del PIB. De modo que no es una sorpresa que los datos de ambas reflejen una situación de estancamiento. La economía catalana pasa a crecer un 0,1%, tras una notable recuperación (en 2009, el año de la Gran Recesión, se apuntó un -4,2%), guiada por las exportaciones. Aragón y Comunidad Valenciana, que también se dejaron más de un 4% en 2009, no lograron dejar atrás los números rojos (-0,5% y -0,6%), pese a tener, como Cataluña, una industria exportadora de peso.

El PIB de Madrid refleja un crecimiento casi inapreciable (0,002%), que no fue suficiente para compensar el aumento de población en 2010 (casi un 1% más que el año anterior). El efecto llamada de la capital en tiempos de crisis (la tasa de paro de la comunidad madrileña, con un 16%, está entre las más bajas) se traduce en esta ocasión en un notable descenso de la renta por habitante, uno de los indicadores económicos más relevantes. El PIB per cápita madrileño cayó un 0,6% frente al aumento del 0,5% en el PIB per cápita español.

El retroceso del PIB per cápita madrileño (29.963 euros por habitante) trastoca el podio de las economías con mayor renta por habitante. Madrid cedió la primera posición a País Vasco (31.314 euros) en 2007 y ahora, tras la notable recuperación de Navarra en 2010, deja el segundo puesto a la comunidad foral (29.982 euros). Extremadura, Andalucía y Castilla-La Mancha, con cerca de 17.000 euros por habitante, vuelven a ser las autonomías con menor PIB per cápita.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS