Yamaha presenta un ERE para 388 trabajadores para cerrar su planta en Cataluña

La empresa prevé recolocar a 100 empleados en su planta francesa de Saint Quentin

La multinacional japonesa Yamaha ha presentado hoy un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) ante la Generalitat, con el objetivo de cerrar su planta en Cataluña, que afecta a un total de 388 trabajadores. Según ha informado la empresa, las condiciones son de 45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades y un plan social que prevé la recolocación en su planta de Saint Quentin (Francia) de hasta un máximo de 100 empleados.

Asimismo, en el apartado de prejubilaciones, los trabajadores con una edad de 58 ó 59 años a 31 de marzo de 2011 percibirán el 80% del salario neto hasta la edad de jubilación (80% de la base reguladora de jubilación). Los trabajadores mayores de 59 años, a fecha 31 de marzo de este año, cobrarán el 90% del salario neto hasta la edad de jubilación (90% de la base reguladora de jubilación). El plan social presentado a la Generalitat por Yamaha también incluye un asesoramiento para la recolocación de los trabajadores despedidos.

Más información
Yamaha comunica a los trabajadores que cerrará la fábrica de Barcelona
Yamaha cierra la fábrica de Barcelona y se concentra en Francia
Yamaha se llevó a Holanda 70 millones de la planta de Palau antes de anunciar su cierre
Piaggio cerrará la fábrica de Derbi en Martorelles

El comunicado difundido por la empresa justifica el expediente por el descenso de ventas de Yamaha en el mercado europeo, que sitúa en una caída del 47 % en tres años, y por la reducción de la producción en Europa, que habría pasado a la mitad durante los últimos dos años.

La empresa ha presentado el ERE a los representantes sindicales de la planta este mediodía. Los trabajadores aseguran que el expediente de regulación no se debe a razones económicas, sino a motivos técnicos y productivos que los empleados consideran "totalmente injustificados". Los representantes de Yamaha advierten que si se acepta el cierre de la planta de Yamaha en Palau-solità (Barcelona) se pondrán en peligro unos 26.000 empleos del sector en España, de los que entre 5.000 y 6.000 están en Cataluña.

El secretario general de CC OO en Yamaha, Oscar Ribera, ha mostrado su "oposición total" al ERE y espera que el Gobierno catalán "recapitule" la decisión de la compañía japonesa. De hecho, el proceso se alargará 45 días, según han explicado fuentes del Departamento de Empresa y Ocupación. Los primeros 30 días corresponden al periodo de consultas entre las partes implicadas y los 15 días restantes son los que, si las partes no encuentran una solución, tiene el Ejecutivo catalán para determinar si el ERE está justificado.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

La dirección europea de este fabricante de motocicletas comunicó ayer al comité que había dado por cerrado el periodo de consultas que se había iniciado desde que, hace aproximadamente un mes, hiciera pública su intención de llevar la fabricación a Francia, según explicaron fuentes sindicales. La fábrica produce en este momento siete modelos diferentes de motocicetas de diversos cubicajes, entre ellos 600cc 125cc, 250cc y 50cc.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS