Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Bolsa cierra en verde tras la dimisión de Mubarak

El Ibex 35 se recupera del susto portugués de ayer y regresa tímidamente a los número positivos

El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, ha dimitido. Miles de egipcios celebran su marcha. El Ibex35, también. El selectivo español, que ha estado en números rojos durante todo el día, ha reaccionado a la salida del dirigente norteafricano dándose la vuelta, para cerrar en positivo, en algo más 10.800 puntos, tras dos días de pérdidas.

El avanze ha sido tímido (el 0,11%), en línea con lo que ha venido sucediendo desde el viernes pasado, con días de ligeras subidas y días de ligeros retrocesos. La excepción fue la jornada de ayer, en la que la caida fue del 1,31% por las dudas sobre Portugal y las presiones a las que se están viendo sometidos los países periféricos del euro en el mercado de deuda. Finalmente, el Banco Central Europeo compró bonos portugueses -cuyo precio se estaba disparando- y las aguas volvieron a su cauce en los mercados secundarios de deuda.

El temor a que el índice español continuara por la senda de las ventas ha desaparecido, al menos por hoy, con la dimisión del líder egipcio tras 30 años en el poder. Un acontecimiento que se ha recibido de forma similar en los principales mercados bursátiles europeos: hacia arriba, pero con ascensos de menos del 1%. Y en Wall Street, más de lo mismo; primero tensión y finalmente vuelta al terreno positivo.

La Bolsa española abrió con ligeras caídas, de alrededor del 0,5% que la situaron en torno de los 10.700 puntos. A media sesión, las caídas aumentaron hasta un punto porcentual. De esta forma, el Ibex 35 cada vez quedaba más lejos de los 11.000 que consiguió la semana pasada.

La Bolsa española seguía la tendencia de las europeas, que no terminaban de recuperarse después de que ayer el Banco Central Europeo tuviera que intervenir para evitar el descalabro de Portugal. La rentabilidad exigida a sus títulos alcanzó su máximo desde que el país entró en el euro, lo que impulsó su prima de riesgo. A media tarde, la prima portuguesa se mantiene en torno a los 400 puntos básicos. La española, algo por encima de los 200.

En el mercado de divisas, el euro se cambia a 1,35 dólares. En cuanto al barril de petróleo brent, cayó significativamente en los instantes posteriores a la dimisión de Mubarak, pero los inversores estuvieron atentos para comprar a bajos precios y poco después la cotización volvía a quedar en torno a los 100 dólares.