Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La reestructuración financiera

La Caixa crea CaixaBank para ser un banco cotizado

La entidad aporta su negocio financiero a cambio de unos 9.500 millones y pedirá al mercado 1.500 millones para reforzar su solvencia. -CaixaBank seguirá como accionista de Telefónica y Repsol, y una nueva entidad tendrá el resto de la cartera industrial

La Caixa crea CaixaBank para ser un banco cotizado
EL PAÍS

La Caixa, Criteria CaixaCorp y MicroBank han anunciado hoy la suscripción de un Acuerdo Marco para la reorganización del Grupo La Caixa. La operación conlleva un canje de activos en virtud del cual La Caixa cederá su negocio bancario a Criteria, a cambio de una parte de la cartera industrial de Criteria (por valor de unos 7.500 millones) y de acciones de nueva emisión por un importe total estimado de 2.000 millones de euros. Criteria que pasará a ser un grupo bancario y se denominará CaixaBank y pedirá 1.500 millones al mercado en bonos convertibles para reforzar su solvencia. Con ese dinero de los inversores y tras dejar aparte todos los activos inmobiliarios, CaixaBank espera alcanzar un capital básico (core capital) del 10,9% (Basilea II) en 2010, "el nivel más elevado dentro de los grandes grupos bancarios españoles", según una nota de la entidad.

La nueva configuración del Grupo permitirá a La Caixa mantener su liderazgo en el sistema financiero y aprovechar las oportunidades de crecimiento que se puedan presentar en los próximos años. La Caixa, que continuará siendo una caja de ahorros, será el accionista mayoritario de Criteria (futuro CaixaBank), con aproximadamente un 81,1% de su capital social, lo que le permitirá seguir ejerciendo su actividad financiera de manera indirecta. Por otro lado, La Caixa agrupará otra serie de participadas y negocios dentro de una nueva compañía de la que tendrá el 100%. Los órganos de gobierno de La Caixa y de Criteria han autorizado hoy la operación, que valoraron de forma positiva y calificaron como una gran oportunidad.

Petición de capital al mercado

CaixaBank nacerá con 5.409 oficinas, el menor ratio de morosidad entre los grandes grupos financieros españoles (3,71%), la mejor cobertura (70%), y la mejor posición de capital (10,9% core capital Basilea II, después de realizar una emisión de bonos convertibles por un importe de 1.500 millones de euros). Este core capital será, una vez que consiga el dinero de los inversores, el más elevado entre los grandes grupos bancarios españoles, y cumple así, holgadamente, con el capital exigido para el mes de septiembre por el nuevo "Plan de Reforzamiento del Sector Financiero". Además, y de acuerdo con Basilea III, CaixaBank tendrá, a 31 de diciembre de 2012, un ratio de core capital por encima del 8%, sin considerar el periodo transitorio de aplicación (2013-2019).

El beneficio neto pro forma de CaixaBank en los primeros nueve meses de 2010 hubiera sido de 1.192 millones de euros. El nuevo CaixaBank se situaría en la posición número 10 de la Eurozona y en la 18 de Europa por capitalización bursátil.

La nueva estructura permitirá el completo desarrollo del nuevo Plan Estratégico 2011-2014 de La Caixa, presentado ayer a los órganos de gobierno de La Caixa. Entre los objetivos del Plan destaca el refuerzo del liderazgo en banca minorista, la mejora de la diversificación del negocio, el crecimiento a nivel internacional, la consolidación de la fortaleza financiera y la mejora de la rentabilidad.

Participación en Telefónica y Repsol

Adicionalmente al negocio bancario en España, CaixaBank contará con otras actividades complementarias, como el negocio asegurador (VidaCaixa, VidaCaixa Adeslas y CaixaVida), las participadas en bancos internacionales y las participaciones en Telefónica y Repsol. En esta nueva estructura, el peso de los negocios financieros sobre el valor de los activos de CaixaBank será del 75%.

El negocio bancario que se aportará a CaixaBank no incluirá la participación de La Caixa en Servihabitat ni otros negocios inmobiliarios, que quedarán incluidos en una nueva entidad. De esta forma, CaixaBank nacerá sin ningún inmueble adjudicado, algo que, junto a su elevado nivel de core capital (10,9%), su bajo nivel de morosidad (3,71%), su elevada cobertura (70%), su liquidez 19.638 millones de euros y las provisiones genéricas de 1.835 millones de euros, convierten a CaixaBank en una de las entidades con mayores fortalezas financieras del sector.

La Caixa mantendrá su configuración jurídica de caja de ahorros, y el Grupo La Caixa seguirá siendo el titular de todos los negocios que lo integran en la actualidad.

Está previsto que el Grupo mantenga el nivel de recursos destinados a la Obra Social, que sale reforzada con la nueva reorganización -con una estructura financiera más sólida- que garantiza su sostenibilidad y crecimiento, durante la crisis y a largo plazo, demostrando su compromiso con la sociedad en una coyuntura económica desfavorable, según un comunicado de la entidad.

Estructura de la operación y valoración

La operación se iniciará con la segregación del negocio bancario de La Caixa a favor de MicroBank (filial bancaria íntegramente participada por La Caixa). Posteriormente, La Caixa y Criteria canjearán acciones de MicroBank, con un valor estimado de 9.500 millones de euros, a cambio de determinadas participaciones industriales de Criteria y de acciones de nueva emisión de Criteria, por un importe estimado de 2.000 millones de euros. Finalmente, Criteria se fusionará con MicroBank para dar lugar a la configuración definitiva de CaixaBank, cuyas acciones continuarán cotizando en las Bolsas de Valores españolas.

El nuevo CaixaBank acordará una emisión de bonos necesariamente convertibles por importe de 1.500 millones de euros. Los bonos, que pagarán un cupón de mercado antes de su conversión en acciones nuevas del banco, se distribuirán a través de la red de oficinas de La Caixa, que asegurará la emisión, y reforzarán la estructura de capital de CaixaBank.

También está prevista la implementación de un programa de entrega gratuita de acciones a todos los empleados del Grupo La Caixa por un importe aproximado del 0,4% del capital, sujeto a los términos que finalmente se acuerden.

Una vez realizadas estas operaciones, la participación de La Caixa en CaixaBank se situará en el 81,1%, lo que otorgará a La Caixa flexibilidad para, en su caso, dar entrada a nuevos inversores en CaixaBank sin perder el control.

La valoración de los activos que serán objeto de la permuta ha sido acordada de manera que La Caixa aportará su negocio bancario considerado según un múltiplo de 0,8 veces su valor en libros (11.850 millones de euros), y Criteria aportará la cartera objeto de la permuta por un importe total de 7.471 millones de euros (siendo valoradas las participaciones en las sociedades cotizadas a su valor medio de cotización del mes anterior a la presente

comunicación y las participaciones en las sociedades no cotizadas siguiendo prácticas de mercado). Por último, en la ampliación de capital de Criteria -necesaria para equilibrar el valor de las partes permutadas-, las acciones de Criteria que recibirá La Caixa se han valorado según el NAV de Criteria a 26 de enero de 2011 de 5,46 euros por acción, lo que representa una prima del 27% respecto el cierre de la acción del pasado 26 de enero.