Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de la representación de Bancaja en el consejo del SIP son ex políticos

El consejo de administración elige a los seis miembros que dirigirán la fusión fría con Caja Madrid

El Banco de España ha requerido a las cajas de ahorros implicadas en procesos de fusión fría a que reduzcan la presencia de los políticos en los consejos de los futuros SIP (Sistema Institucional de Protección) que deben arrancar en enero. Pero el consejo de Bancaja ha hecho oídos sordos a las recomendaciones del regulador. Tres de los seis representantes de Bancaja en el consejo del SIP con Caja Madrid tienen adscripción política directa. Así, José Luis Olivas llegó a ser presidente de la Generalitat durante un año por el PP después de haber ejercido siete años como consejero de Hacienda y secretario general del partido en la Comunidad Valenciana. Mientras, Antonio Tirado Jiménez fue alcalde de Castellón por el PSPV-PSOE entre 1979 y 1987. Dejó la práctica política para presidir la Caja Provincial de Ahorros de Castellón, cuya posterior fusión con la Caja de Ahorros de Valencia en 1991 fue el origen de la marca Bancaja. Tirado es vicepresidente de Bancaja desde entonces.

Rafael Ferrando Giner es el presidente de la patronal autonómica de la Comunidad Valenciana Cierval y actual vicepresidente de Bancaja. Y Ángel Villanueva, secretario del consejo de Bancaja, organizó la Asociación de Impositores para competir en la asamblea de la caja valenciana con la representación de la Unión de Consumidores, que el Gobierno autonómico del PP consideraba afín a los socialistas.

Remigio Pellicer Segarra es un empresario del mueble y vicepresidente del Instituto Tecnológico del Mueble que accedió al consejo de Bancaja a propuesta de los socialistas.

Finalmente, José Rafael García-Fuster fue concejal del Ayuntamiento de Valencia y senador territorial de la Comunidad Valenciana por el PP. Ahora es secretario de la comisión de control de Bancaja.

El órgano de gobierno del SIP Caja Madrid-Bancaja estará formado por 21 miembros, 11 a propuesta de Caja Madrid, seis de Bancaja, dos rotatorios entre las cinco entidades de menor tamaño y dos consejeros independientes.

El PSPV-PSOE se desmarca del acuerdo del consejo de administración de Bancaja en un comunicado en el que señala que no hará "valoración sobre las personas designadas por entender que, en su mayoría, son dignas del mayor respeto y consideración". "Especialmente" Remigio Pellicer, al que propuso en su momento este partido para el consejo de administración de la caja valenciana. No obstante, el PSPV-PSOE "declina cualquier responsabilidad respecto al acuerdo adoptado dado que, en ningún momento, ha sido invitado a participar en la mencionada decisión". Ello supone para los socialistas "un nuevo episodio de exclusión institucional" tanto de Olivas como del presidente autonómico, Francisco Camps. Y dado que ha sido excluido, el partido socialista considera que queda "en perfecta disposición de exigir" con libertad "las responsabilidades que se deriven de la futura gestión de la entidad financiera Bancaja y del SIP resultante".