Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro vuelve a subir en octubre y diluye el optimismo de la EPA

El Gobierno afirma que pese a que el desempleo aumenta en 68.213 personas, el mercado laboral está en "lenta pero progresiva" recuperación

El número de personas inscritas en los Servicios Públicos de Empleo volvió a subir en octubre por tercer mes consecutivo. Según ha informado hoy el Ministerio de Trabajo, el paro registrado aumentó en octubre en 68.213 personas, con lo que el total de desempleados avanza hasta los 4.085.976, un 1,7% más que en septiembre. Si la comparación se realiza con octubre de 2009, el incremento se va al 7%. Pese a ello, el Gobierno estima que el mercado laboral está en "lenta pero progresiva" recuperación y que se ha puesto fin a la fase de destrucción de empleo.

Cinco días después de publicarse la positiva Encuesta de Población Activa, considerada como el mejor termómetro del mercado laboral español, la subida de octubre en el número de personas apuntadas al antiguo Inem disipa el tímido optimismo motivado por el sondeo del INE. Según la EPA, el instrumento homologable con el resto de Europa para analizar la evolución del empleo, la tasa de paro bajó entre junio y septiembre por primera vez en tres años, con lo que el total de desempleado bajó hasta los 4,6 millones de personas, más de lo que muestra el dato de hoy. Sin embargo, este también recoge algunos signos del inicio de la recuperación que atisba el Gobierno.

En primer lugar, el aumento de octubre, un mes malo para el empleo en el que el paro ha aumentado de forma continúa desde 1997, año en el que arranca la estadística, es el menor desde el inicio de la crisis a finales de 2007. De hecho, si se elimina el efecto calendario y se corrigen las cifras de la estacionalidad propia de este mes, el paro baja en 9.639 personas. Peor le ha ido la afiliación, ya que el número de inscritos en la Seguridad Social cayó por cuarto mes consecutivo con 5.331 trabajadores menos. En su caso, además, no ha habido avances en términos desestacionalizados.

Gómez se estrena con un mal dato

Según ha reconocido el propio ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, el primer dato del paro de su mandato es malo pero se explica por el final de la campaña turística de verano y de las tareas agrarias de temporada, por lo que lo ha definido el aumento como estacional. Además, se ha retrotraído diez años para defender que, si se compara con todos los meses de octubre de este periodo, cuya media se sitúa en unos 64.000 desempleados más, se observa una "lenta pero progresiva" recuperación.

En su opinión, ha continuado Gómez, las empresas "están reconstruyendo lentamente los flujos de entradas a sus plantillas" y poco a poco se va alcanzando un punto de equilibrio en el que no se destruye empleo. Pese a ello y a que el Gobierno confía en que la mejora apreciada en la EPA se prolongue hasta final de año, ha insistido en que la creación neta de empleo no llegará hasta la segunda mitad de 2011.

El nuevo titular de la cartera, que ha optado por ofrecer él mismo la tradicional rueda de prensa en lugar del secretario de Estado de la Seguridad Social o el director general de Empleo, ha defendido que aún es pronto para analizar los efectos de la reforma laboral y ha avanzado que el Gobierno realizará una primera valoración a final de año. En cualquier caso, ha vaticinado que los próximos contratos que se firmen serán temporales y que los pocos indefinidos que se realicen estarán motivados por la conversión forzosa de los primeros.

Menos contratos fijos y temporales

La contratación baja en el segundo mes con la reforma laboral de plena vigencia. En concreto, desciende un 3,2% con 1.346.087 contratos. De ellos, un 8,7% o 118.422 fueron indefinidos, con lo que se mantiene su constante descenso, tanto frente al mes anterior como en tasa interanual, acumulada desde el inicio de la crisis. Los temporales, por su parte, registran por primera vez en el año una evolución negativa frente al mismo mes de 2009, aunque mínima, de apenas un 0,30%. También baja el número de contratos de fomento del empleo, los que tienen 33 días de indemnización, con un recorte del 4,75% hasta los 12.394.

Por sectores, donde más sube el desempleo en términos absolutos es en los servicios, con un alza del 2,1% o 49.056 personas más apuntadas a las oficinas del antiguo Inem, y sólo baja en la construcción, aunque levemente con un 0,4%. En octubre, el paro ha aumentado en idéntica proporción entre los hombres, las mujeres y los mayores de 25 años. Sin embargo, sube con más fuerza entre los jóvenes con un 2,8% respecto al mes anterior. Por comunidades, subió en 15 de ellas, principalmente en Baleares por el final de la temporada turística con un alza del 10,59%; y Castilla-La Mancha, con un 6,18%. Por el contrario, descendió en Murcia (un 0,38%) y Madrid (0,05%).

El gasto en prestaciones vuelve a bajar

En cuanto al gasto por el paro, se mantiene la tendencia a la baja iniciada el pasado mes gracias a la entrada de parados que nunca han cotizado y el agotamiento de la prestación de quienes ya la perciben.

Para el presidente del PP, Mariano Rajoy, estos datos son "terribles". En su opinión, el paro "es el problema de verdad en España" y para ponerle freno ha abogado por reducir el gasto de las administraciones y ayudar a las pymes y a los autónomos. Según ha recordado, ellos generan el 80% de los empleos. Desde los sindicatos, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha dicho que las cifras de desempleo y, sobre todo, los de la reducción de la contratación indefinida, muestran "hasta qué punto es equivocada e injusta la reforma laboral".

Gobierno y agentes sociales volverán a reunirse la próxima semana

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, convocará a los agentes sociales a una reunión la próxima semana para comenzar la negociación de la reforma de las políticas activas de empleo, un proceso que cree que no debería prolongarse más de tres meses. Gómez ha explicado que ha habido contactos preliminares y que se están "ajustando las agendas" para que la próxima semana se produzca esa primera reunión, que servirá para establecer el calendario y la metodología de trabajo.

Según ha añadido, el Gobierno aún no tiene una propuesta concreta, que elaborará "en el marco del diálogo en las próximas semanas", un proceso que no se debería mantener "más allá de noviembre, diciembre y enero". Además, ha añadido que en ese proceso negociador tendrá que haber contactos también con las comunidades autónomas, dado que son ellas las que tienen la competencia de ejecución de las políticas activas de empleo.

Desde los sindicatos, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha respondido a la declaración de Gómez de que el diálogo social "está mal herido" que la culpa de ello no es de los sindicatos, sino de las políticas del Gobierno y su empeño en recortar el gasto e imponer la reforma laboral.

Más información