Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El tercer año de crisis

El Gobierno cree que 2010 ha sido "el último año de la crisis" en el mercado laboral

El mejor diciembre para el paro de la década cierra un año para olvidar.- El descenso del desempleo en 10.221 personas durante el último mes reduce el aumento anual del desempleo al 4,5%

El Gobierno cree que 2010 ha sido "el último año de la crisis" en el mercado laboral
REUTERS

El mejor mes de diciembre para el paro de la década ha cerrado un 2010 para olvidar, lo que augura que el deterioro del mercado laboral que se ha llevado por delante más de dos millones de puestos de trabajo durante la crisis ha tocado fondo. Por este motivo, para el Gobierno, "todo apunta a que se está llegando al final del ajuste" en el empleo, tal y como ha afirmado la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez al presentar los datos de paro registrado del último mes de 2010. Su homólogo al frente de la Seguridad Social, Octavio Granado, ha ido un poco más lejos al afirmar que "ha sido el último año de la crisis" por lo que se refiere al empleo.

El Ministerio de Trabajo ha informado hoy de que el año pasado acabó con 4.100.073 personas apuntadas en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo, lo que equivale a un aumento del 4,5% con respecto a 2009. Este incremento, que equivale a 176.470 parados más, no obstante, queda muy lejos de las cifras de 2008 y 2009, cuando 999.416 y 794.640 personas, respectivamente, se unieron a la cola del paro.

Cae el número de jóvenes parados y vuelve a aumentar la contratación indefinida

Diciembre suele ser un mes malo para el empleo por la industria y la construcción, aunque en este caso la mejora en los servicios, donde el paro bajó en 30.409 personas, ha permitido contrarrestar la salida de trabajadores de estos dos sectores. Gracias a ello, el total de desocupados ha descendido por primera desde agosto, también en términos desestacionalizados (elimina los picos atribuibles a las peculiaridades de cada mes y, por tanto, resulta más representativo de la tendencia). En concreto, 10.221 personas se desapuntaron de las oficinas de empleo frente a noviembre, que aunque se saldó con más paro, a su vez registró la mejor evolución para este mes desde 1998, lo que aporta más argumentos a favor de la tesis de que el deterioro está tocando fondo. De este lado, la última vez que bajó el número de desempleados apuntadas a las oficinas del antiguo Inem en diciembre fue en 2006, cuando lo hizo en 291 personas. Por eso, hay que retrotraerse hasta 2000 para encontrar un descenso mayor.

Para el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la mejora del paro en diciembre es un "buen dato". Además, durante una entrevista en Onda Cero, ha destacado que ahora hay "más personas trabajando en España", 17 millones de trabajadores, que cuando llegó al poder en 2004 -aunque también más paro, ha admitido-, y que España tiene el mayor nivel de protección social, con un 75% de cobertura. Con vistas a 2011, aunque ha descartado que el desempleo baje significativamente, ha augurado que "habrá más oportunidades" para encontrar un trabajo. Según ha añadido el secretario de la Seguridad Social, el Ejecutivo mantiene su previsión de que a partir de la segunda mitad de 2011 se podrán generar entre 40.000 y 50.000 empleos aunque, "con toda probabilidad", enero y febrero serán "meses malos".

En mismo mensaje ha confirmado horas después en RNE el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, quien ha asegurado que 2010 ha sido el año del "fin del proceso de ajuste del aumento del desempleo" y que en 2011 habrá meses en que el paro descienda, se empezará a crear empleo en la segunda mitad del ejercicio, aunque todavía de forma débil, mientras habrá que esperar a 2012 para alcanzar una "tasa suficiente" de nuevos puestos de trabajo. "La segunda parte de 2011 será positiva y 2012, francamente positivo", ha insistido.

Baja el paro entre los jóvenes

Entre los aspectos negativos del pasado 2010, el paro aumentó en ambos sexos, aunque más entre las mujeres, con un alza del 7,1% o 135.818 nuevas paradas. Entre los hombres creció un 2% con 40.652. Pese a ello, sigue habiendo más mujeres (2.046.885) apuntadas al antiguo Inem que hombres (2.053.188). Entre los positivos, además de la mejora en la industria y la construcción, que han logrado reducir sus parados por primera vez desde 2008, el desempleo baja entre los menores de 25. El total de desocupados en el colectivo más castigado por el deterioro del mercado laboral durante la crisis se reduce tanto con respecto a noviembre como frente a diciembre de 2009, aunque aún sigue habiendo 433.774 jóvenes buscando trabajo.

Además, el Gobierno destaca que la contratación indefinida ha vuelto a aumentar en diciembre con respecto al mes anterior. Así, tras el dato positivo de noviembre, cuando esta modalidad registró su primer avance desde abril de 2008, diciembre ha roto con la tendencia a la baja de la contratación indefinida en este mes que se ha vivido en los últimos cuatro años al repuntar en un 8,5% intermensual, lo que multiplica el ritmo de mejora del dato anterior. Pese a ello, el porcentaje de indefinidos sobre el total de contratos se ha reducido desde el 8,5% de noviembre al 7,8% porque se han firmado más contratos. En todo 2010, la relación se mantiene en 8,5%, cuando en 2009 fue del 9,3%. En cualquier caso, el Ejecutivo insiste en que los efectos de la reforma laboral para reducir la temporalidad se dejarán notar más adelante, sobre todo cuando se consolide la recuperación.

De momento, Valeriano Gómez ha destacado la conversión de contratos temporales en contratos de fomento del empleo y ha reiterado que, una vez se recupere un crecimiento sostenible, la reforma hará que estos empleados "se conviertan más rápidamente en indefinidos".

El gasto en prestaciones vuelve a bajar

Otro signo de la estabilización en el mercado laboral es que los gastos en prestaciones vuelven a bajar en noviembre -último dato publicado- por quinto mes consecutivo con 2.628 millones de euros, lo que representa un descenso del 4,1% respecto al mismo periodo de 2009, por encima del de octubre. El motivo es que cada vez son más quienes agotan la contributiva y pasan al subsidio, más reducido. Y las solicitudes llevan también cuatro meses cayendo, por lo que el número total de perceptores, cercano a los tres millones, ya es inferior al que existía a principios de año.

La Seguridad Social ha registrado una evolución parecida al paro. Así, aunque ha acabado el año con 218.857 trabajadores menos, un 1,23%, hasta una media de 17.584.982 inscritos, diciembre ha registrado el primer avance en la afiliación en términos desestacionalizados de los últimos cuatro meses. Con este panorama y la amplía diferencia entre el recorte del pasado ejercicio y los sufridos en los dos años anteriores, Octavio Granado, ha señalado que el dato publicado hoy supone una "reducción significativa de la caída de afiliados, que indica que se está tocando suelo y hace prever la recuperación para los meses venideros". Además, aunque ha admitido que la caída del 1,23% se ajusta a lo previsto en los Presupuestos de 2010, que esperaban un descenso del 1,3%, los datos son peores de lo que Trabajo esperaba en función de la evolución a mitad de año. "Nos hubiera gustado un aumento algo mayor de la afiliación", ha incidido antes de asegurar que los datos revelan que la construcción "no ha concluido su ajuste".

Para UGT, los datos publicados hoy, aunque no son tan desfavorables como los anteriores, demuestran que "tras seis meses en vigor, la reforma laboral impuesta por el Gobierno y que reduce los derechos de los trabajadores no sirve ni para crear empleo ni para reducir la dualidad del mercado laboral español" entre indefinidos y temporales. Por ello, reclama la retirada de una medida "manifiestamente equivocada" y un cambio de rumbo. En la misma línea, CC OO considera que el balance de 2010 pone en cuestión la política económica y laboral del Gobierno y coincide con UGT en que la reforma no está dando resultados. Según denuncia, "crece la precariedad y aumenta la desprotección a las personas en desempleo".