Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro sube en noviembre a su menor ritmo en 12 años

El mercado laboral continúa su lenta recuperación.- La afiliación cae por cuarto mes.- El desempleo baja en términos desestacionalizados

El paro sube en noviembre a su menor ritmo en 12 años
REUTERS

El mercado laboral continúa con su lenta normalización, según defiende el Gobierno, pero esta supuesta mejora aún no se nota en la cola de personas que, cada mañana, se acercan a las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo a buscar trabajo. Según los datos de paro registrado que ha publicado hoy el departamento que dirige Valeriano Gómez, el número de desempleados ha aumentado en 24.318 personas en noviembre con respecto a octubre, lo que supone su menor ascenso desde 1998 en este mes, tradicionalmente malo para el empleo. Gracias a ello, modera unas décimas, hasta el 6,24%, la subida en tasa interanual.

Según afirma la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, el Gobierno interpreta estas cifras "como una normalización del mercado de trabajo", aunque no oculta que desearía que el ritmo de recuperación fuese más alto. A su favor, aunque el total de desempleados apuntados a las oficinas del antiguo Inem vuelve a superar los 4,1 millones, cuenta con que el dato desestacionalizado -corregido de efecto calendario- arroja un descenso frente a octubre de 45.503 personas. Lo que se traduce en que la cola del paro ya no da la vuelta a la esquina, pero sigue siendo bien visible y ocupa buena parte de la fachada. Además, a tenor de los datos de contratación, los que ya no están o bien han desistido de seguir buscando o han logrado un empleo temporal, ya que esta modalidad sigue acumulando a un 90% del total de los contratos firmados.

El gasto en prestaciones registra su mayor recorte desde 2004 por el agotamiento de las ayudas

Si en noviembre de 2009, cuando la economía española luchaba sin conseguirlo por dejar atrás la recesión, el paro registrado aumentó en más de 60.000 personas. Este año, con tasas de crecimiento prácticamente nulas, lo ha hecho en algo menos de la mitad, lo que apunta en la misma dirección de que la destrucción de empleo se estabiliza, pero apenas se crea empleo. La misma tesis se extrajo de la última Encuesta de Población Activa, correspondiente al tercer trimestre del año y que arrojó el primer avance del mercado laboral en tres años de crisis.

Fuerte recorte en el gasto por prestaciones

Por sectores, de nuevo vuelven a ser los servicios quienes se llevan la peor parte con 15.757 desempleados más. También llama la atención el nuevo incremento de las personas sin trabajo anterior que se han apuntado a los Servicios Públicos de Empleo en noviembre. La razón, que el agotamiento de las prestaciones, cuya partida de gasto ha registrado durante el pasado mes su mayor recorte desde 2004, vuelve a motivar a todos los miembros del hogar en edad de trabajar pero que no estaban empleados a buscar un sueldo.

Precisamente, en cuanto al empleo, la afiliación de trabajadores a la seguridad social ha vuelto a bajar en noviembre por cuarto mes consecutivo por culpa de los recortes del gasto público y el fin de los contratos semestrales en el turismo. Según explica el Secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, se confirma la tendencia a la baja del sector público de la economía, "lo que está arrastrando una pérdida de empleos en las Administraciones y en los contratos vinculados a ellas". Sin embargo, el resto de actividades "han ganado empleo en el sector privado". En el conjunto del sistema, el número medio de inscritos de noviembre bajó en 24.709 trabajadores frente a octubre hasta los 17,6 millones, un 1,32% menos, al tiempo que en tasa interanual también frena su recorte al 4,67%.

Granado explica que, aunque se crea empleo a una velocidad inferior a la deseada, "el dato de afiliación muy diferente al de los dos últimos años, en los que se perdían centenares de miles de afiliados". "Son cifras compatibles con el crecimiento del empleo que todos estamos situando en el año venidero", opina. Sin embargo el balance que hacen los sindicatos difieren mucho de la visión del Gobierno. Además, según denuncia CC OO en un comunicado, a pesar de cinco meses de vigencia de la reforma laboral, sigue creciendo el desempleo y la temporalidad. En su opinión, el causante de los "graves" problemas de la economía española no es el mercado laboral sino el modelo económico.