Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Echegoyen afirma que la estrategia de Bankinter la marcó siempre el consejo

El ex consejero delegado replica a la entidad que él no ha sido un obstáculo para las compras y que se va por motivos personales.- El banco gana un 27% menos

El ex consejero delegado de Bankinter, Jaime Echegoyen, ha afirmado que lo que el banco es hoy en día responde a la estrategia marcada por el consejo de administración y que no ha sido un obstáculo para hacer compras. "Yo he sido un empleado al igual que el resto del equipo de gestión", ha añadido. Con estas palabras, el hasta ayer consejero delegado de Bankinter, ha salido al paso de las explicaciones oficiales que dio la entidad y con las que justificó su relevo por María Dolores Dancausa para abrir una nueva etapa de crecimiento.

Echegoyen, que aunque ya está fuera de la línea de mando del banco ha sido el encargado de presentar los resultados hasta septiembre, ha asegurado que su marcha era voluntaria "porque tocaba el momento de pasar el testigo a otros para una etapa de transformación y nuevo desarrollo del banco". Así, el ejecutivo ha justificado su salida por razones personales y en ningún momento ha admitido que los resultados de su gestión fueran deficientes, si no todo lo contrario. En las líneas estratégicas ha defendido que no lo han "hecho nada mal", aunque admitió errores puntuales "que seguro que hemos cometido". "El banco tiene un gran nivel en solvencia y riesgos, como así han querido los accionistas y por eso hemos llegado hasta aquí en una buena posición", ha explicado.

Respecto a la posible influencia de la familia Botín en su marcha, el hasta ayer ejecutivo ha asegurado: "No han tenido absolutamente nada que ver. Mi relación con ellos siempre ha sido buena".

Durante 2010, Echegoyen, al igual que Pedro Guerrero, presidente de Bankinter, se han manifestado partidarios del crecimiento con fusiones y compras. Desde ayer, este es el mandato oficial del banco para Dancausa. Echegoyen se ha reafirmado en esta línea: "El banco debe ser motor en la reestructuración del sistema financiero y muchas de las fortalezas del banco se pueden reforzar comprando negocios. Tenemos fuerte solvencia para el crecimiento no orgánico (compras)".

En cuanto a sus resultados, Bankinter ha cerrado el tercer trimestre de 2010 con un beneficio neto acumulado de 149 millones de euros, lo que equivale a un recorte del 27,25% frente al mismo periodo de 2009 por la caída del precio de los créditos hipotecarios. El descenso en los tipos de interés y su posterior traslado a las hipotecas de sus clientes ha provocado que ingresase 127 millones menos.

El banco mantiene una de las tasas de morosidad más bajas del sector con el 2,77% frente al 2,22% de hace un año. Pese a esta situación, la entidad ha tenido que recurrir al colchón de provisiones genéricas para hacer frente a las dotaciones por fallidos reales. Para no agotar esta reserva de genéricas, destinó 77 millones de la cuenta de resultados para morosos e inmuebles adjudicados. Esta partida ha aumentado hasta los 357 millones de euros, de los cuales un tercio es suelo. Por último, Echegoyen ha augurado que 2011 será "muy duro" para la banca porque se mantendrá bajos los tipos de interés.