Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaime Botín releva al primer ejecutivo de Bankinter para crecer con fusiones

María Dolores Dancausa sustituye a Jaime Echegoyen al frente del banco - Alfonso Botín entra en la gestión y se hace cargo de Estrategia y Riesgos

Pedro Guerrero, presidente de Bankinter desde 2007, indicó a principios de octubre que la entidad estaba abierta a procesos de fusión para impulsar su crecimiento. "Estamos en un mundo cambiante y nadie está ajeno a los movimientos del sector", sentenció el ejecutivo del quinto banco español.

Era un presagio de lo que se prepara en las cocinas del banco. Hace una semana se lo comunicaron a los afectados y ayer se hizo público: Jaime Echegoyen fue relevado como consejero delegado y se colocó en su lugar a María Dolores Dancausa, que ocupaba el mismo puesto en Línea Directa, la primera aseguradora por Internet y por teléfono, que pertenece en un 100% a Bankinter. Antes de fundar Línea Directa, hace 15 años, Dancausa ya trabajó en Bankinter.

Crédit Agricole, con 600 millones de minusvalías, quiere cambiar el rumbo

Crecimiento orgánico

Pero esta no fue la única novedad de ayer. Bankinter está controlado por Jaime Botín, que tiene el 23,88% del capital, aunque el representante de esta participación en el consejo es su hijo Alfonso, de 40 años de edad. El consejo de administración tomó la decisión de nombrar a Alfonso Botín vicepresidente ejecutivo con responsabilidades en Estrategia y Riesgos. Estas dos áreas son clave para el banco en circunstancias normales, pero mucho más en plena crisis financiera y cuando el objetivo de Bankinter es crecer de forma orgánica (como lo ha hecho Línea Directa) o con compras o fusiones. El escollo para este plan es la necesidad de capital. Con este movimiento, la familia Botín entra en la gestión de la entidad y quizá es el primer paso para mayores responsabilidades de Alfonso Botín en el futuro. Habrá más cambios en el organigrama directivo

Crédit Agricole es el segundo accionista de Bankinter con el 20,1% del capital. La entidad francesa pagó, en noviembre de 2007, alrededor de 1.080 millones por este paquete. Ayer valía 482 millones, por lo que acumula unas minusvalías de casi 600 millones. Esta situación ha sido otra de las razones para el cambio de ejecutivo, ya que Bankinter registra caídas continuadas en Bolsa, que se han acelerado en 2010.

La decisión del Consejo de Administración de Bankinter sorprendió ayer al mercado e impulsó la cotización, que estaba apática y cerró con un crecimiento del 2,23%. La extrañeza se produjo porque la destitución del consejero delegado se anunció un día antes de dar a conocer los resultados del tercer trimestre, que serán presentados hoy por Echegoyen. El consenso de los analistas es que Bankinter tendrá un beneficio de 144 millones, un 30% menos que en septiembre de 2009.

Entre los analistas, y algunos ejecutivos bancarios, se comenta que el modelo de Bankinter es decreciente y especialmente vulnerable a una situación de crisis en la que ha subido mucho el coste del pasivo y las exigencias de capital.

Bankinter es una entidad caracterizada por tener márgenes estrechos con el negocio de sus clientes, situación que se ha complicado al dispararse el coste de los depósitos. Para compensar esta situación, Echegoyen, que fue nombrado por el anterior presidente, Juan Arena, en 2002, entró en el negocio de pymes. Sin embargo, con la llegada de la crisis no tuvo tiempo para lograr márgenes más altos que compensaran los raquíticos que obtenía con los clientes particulares. Además, Bankinter está entre las entidades más necesitadas de capital ante la nueva regulación. Ambos hechos son una pinza que hace que no se vea claro el futuro de Bankinter, sobre todo en 2011, "cuando la economía española lo va a pasar mal", según Guerrero. Por el contrario, en el lado positivo está la morosidad, siempre entre las más bajas del mercado.

Dancausa ha sido sustituida por Miguel Ángel Merino, si bien éste fue nombrado director general de Línea Directa y no consejero delegado. Echegoyen, al que el consejo agradeció su gestión, ocupará un puesto en la Fundación Bankinter.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de octubre de 2010