Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irlanda sufrirá un déficit público récord del 32% del PIB por su agujero bancario

El rescate del Anglo Irish Bank puede costar más del 20% del PIB. -Dublín promete reducir el déficit al 3% en 2014 y emprenderá un nuevo plan de ajuste

El déficit público irlandés se disparará este año hasta un nivel estratosférico que puede llegar al 32% de su producto interior bruto (PIB) como consecuencia del coste de rescatar a sus sistema bancario, según ha anunciado hoy el ministro de Economía, Brian Leniham, a través de un comunicado difundido en el sitio web del Ministerio.

Como consecuencia de ello, la deuda pública irlandesa también se disparará y llegará a una cota del 98,6% del PIB este año, frente al 64% con que se cerró 2009, según ha indicado el ministro.

Las cifras publicadas por el Ministerio de Economía y el Banco Central de Irlanda muestran que el coste del rescate bancario puede ascender a unos 50.000 millones de euros en el peor de los casos, lo que equivale al 30% de una economía cuyo PIB es de 166.000 millones. Los mercados han castigado a Irlanda ante su dramática situación financiera y su prima de riesgo, del orden de los 4,5 puntos porcentuales en relación con el bono alemán a 10 años, es ya superior a la que tenía la deuda griega cuando la Unión Europea salió en su apoyo.

En el mismo comunicado, Irlanda anuncia un nuevo plan de ajuste para el país de cara al año 2011. Según el comunicado de Leniham, el Tesoro irlandés está plenamente financiado hasta mediados del año próximo. Las autoridades de Dublín y Bruelas sostienen por ahora que Irlanda no necesitará un rescate por parte de la UE. El coste del apoyo a los bancos se periodificará por un plazo de 10 años.

La factura del rescate del Anglo Irish Bank, nacionalizado en enero de 2009, puede llegar a costar por sí sola 34.300 millones de euros. El Estado ha inyectado ya 22.900 millones en el banco, virtualmente quebrado a causa de los activos tóxico e inmobiliarios que deterioraron su balance. Pero el banco necesita unos 6.400 millones de euros más, que podrían incrementarse en otros 5.000 millones.

El Allied Irish Bank, nacionalizado

Las autoridades irlandesas reconocen también la necesidad de fondos extra por parte del Allied Irish Bank (AIB), lo que podría conducir a que el Estado se hiciese con una mayoría de hasta el 90% del capital de un banco que, curiosamente, pasó las pruebas de resistencia a la banca, según las cuales no iba a necesitar más dinero. Solo tres meses después, Irlanda admite que necsita otros 3.000 millones.

El banco no puede acudir a la financiación privada de los mercados en las circunstancias actuales, por lo que el Estado asumirá la garantía de esa recapitalización. "Como consecuencia de estas acciones es probable que el Estado tenga una participación mayoritaria en AIB", indica el comunicado del Ministerio, que asume por tanto la nacionalización de la entidad.

El plan para AIB asume la venta de la participación en el estadounidense M&T y la venta de otros activos. El Banco Santander estuvo negociando comprar esa participación en M&T para tratr de fusionar esa entidad con Sovereign, que ya controla. Sin embargo, las conversaciones con M&T quedaron canceladas al no ser posible un acuerdo con los gestores de M&T. Por ello, lo más probable es que el AIB venda su prticipación en el mercado a inversores institucionales.