Subida de impuestos y rebaja de salarios a funcionarios en Portugal

El Gobierno portugués anunció ayer un drástico plan de ajuste en el marco de los presupuestos del Estado para 2011, que, según afirmó el primer ministro José Sócrates (socialista), permitirá reducir el gasto público en 3.420 millones de euros -el 1,7% del PIB- y aumentar el ingreso fiscal en 1.700 millones. El plan de austeridad, presentado anoche por el jefe de Gobierno y el ministro de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, al término de un Consejo de Ministros extraordinario, contempla como primera medida la reducción en un 5% de los salarios de todos los empleados públicos, a partir de 1.500 euros mensuales, que será aplicada de manera progresiva. "Será la medida más difícil de adoptar", reconoció Sócrates, que recordó que "es la misma decisión que adoptó España".

Más información
Moody's quita a la deuda española la última matrícula de honor que tenía
Irlanda sufrirá un déficit público récord del 32% del PIB por su agujero bancario
El mayor sindicato de Portugal convoca una huelga general contra los recortes
Europa sufre por las costuras

El Gobierno pretende congelar los ascensos, las pensiones, los subsidios a empresas públicas y rebajar el número de contratados en la Administración, entre otras medidas. Paralelamente, el Ejecutivo portugués persigue eliminar deducciones fiscales y elevar el IVA del 21% al 23%, y crear un nuevo impuesto a la banca.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS