Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mineros cortan con barricadas vías férreas y carreteras en León

Las protestas contra el fin de las ayudas al sector se recudrecen en León y Palencia mientras continúa el encierro de unos 50 mineros en el pozo de La Cueva

Las protestas mineras en León y Palencia por el fin de las ayudas públicas al sector se han intesificado este viernes, con más cortes de vías en la provincia de León y enfrentamientos con la Guardia Civil. Tres trenes con más de 200 viajeros que recorrían el tramo entre León y Ponferrada fueron detenidos como consecuencia de las barricadas que han colocado los mineros en la vía férrea de la estación de Bembribre. El tráfico ferroviario ya ha sido restablecido. Se produjeron también cortes por estas protestas la carretera N-630 a la altura del municipio de Villamanín de la Tercia, mientras que los agentes antidisturbios de la Guardia Civil abortaron esta tarde un nuevo intento en la autopista A-6, la Subdelegción del Gobierno. Por la mañana, los mineros han tirado la carga de piedras de un camión en el Bierzo y han cruzado en la AP-66 de León a Oviedo un autobús para cortar el tráfico.

La cincuentena de mineros que protestan encerrados en el interior del pozo La Cueva en Velilla del Río Carrión, Palencia, desde hace nueve días, han asegurado que no abandonarán la mina hasta que se firmen las ayudas al sector. Los trabajadores también reclaman el pago de sus nóminas de los meses julio y agosto, suspendidas por su empresa empleadora, Uninsa, como medida de presión contra el fin de estas ayudas públicas. Están a 500 metros de profundidad, donde la humedad es de un 80% y hay unos 16 grados de temperatura.

La portavoz de un grupo de mujeres de mineros, Eva Naría Villacorta, ha afirmado que los trabajadores encerrados "no se mueven hasta que se firme el Real Decreto [que obligaría a las centrales térmicas a consumir carbón nacional]". Aunque se abonen las dos mensualidades, consideran que "hay que hacer lo posible para que se garantice el futuro". "Hay familias que tienen que escoger entre pagar la hipoteca y los libros de texto para los niños",

El mineral nacional es más caro que el de importación y las empresas eléctricas solo lo consumen si el Estado les subvenciona la compra. El Gobierno ha vuelto a encomendar a la empresa estatal minera Hunosa la compra masiva de stock de carbón de las compañías privadas para que puedan mantener su actividad. Pese a esta solución transitoria, algunas empresas carboneras han suspendido el pago de salarios como medida de presión ante la decisión de la Unión Europea anunciada el 20 de julio pasado de que en 2014 solo podrán seguir abiertas las explotaciones carboneras que no precisen ayudas públicas.

La próxima reunión de la Comisión de la Competencia Europea, presidida por el español Joaquín Almunia, está prevista para el próximo día 15. Ese mismo día está prevista un encuentro de la mesa negociadora del Plan del Carbón en Madrid, formada por el Ministerio de Industria, los sindicatos y la patronal Carbounión. Un secretario comarcal de UGT, Carlos Mesa, opina que es una excelente oportunidad para "hacer frente común" y conseguir que Europa se retracte.

Almunia dijo en julio que el objetivo es "garantizar el cierre definitivo de las minas no competitivas antes del 15 de octubre de 2014". Según el ejecutivo comunitario las empresas deben ser viables sin subvenciones, "no solo por justicia hacía los competidores que operan en sin ayudas, sino que también revierte en el interés de los contribuyentes y de unas finanzas públicas que se encuentran en un contexto de austeridad".