La reestructuración del sistema financiero

Cajastur, CAM, Caja de Extremadura y Caja Cantabria se unen para formar la tercera mayor caja de España

El presidente de la sociedad resultante de la fusión será alicantino, y el primer ejecutivo vendrá de la caja asturiana

Cajastur, la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Caja Extremadura y Caja Cantabria han presentado esta tarde al Banco de España un proyecto de fusión fría a través de un Sistema Institucional de Protección, que no exige eliminar los consejos de administración ni las redes de oficinas. Las cuatro entidades formarán la tercera caja de ahorros por volumen de activos en España después de La Caixa y Caja Madrid. Si la operación finalmente sale adelante, podría suponer una salida para la CAM, que lleva meses buscando un socio con el que fusionarse dentro del proceso de reestructuración abierto en el sector.

Según la propuesta que han trasladado al organismo regulador, el primer ejecutivo será Manuel Menéndez, actual presidente de Cajastur. El presidente de la entidad fusionada será el que ocupe el mismo cargo en la CAM, Modesto Crespo. El capital estaría repartido de la siguiente manera: un 40% en manos de la CAM, el mismo porcentaje en poder de Cajastur, mientras que Caja Extremadura tendría el 11% y Caja Cantabria un 9%.

Más información
Caja Guadalajara, la siguiente con un ultimátum para la fusión
El Banco de España expedientará a los administradores de Cajasur
La tercera caja de ahorros, en peligro
La CAM aprueba seguir con la fusión de Cajastur con la oposición sindical

Si esta operación fructifica, la caja asturiana sería la que mayor cambio ha protagonizado dentro del proceso de reestructuración abierto en el sector ya que previamente a la fusión con la CAM y las otros dos cajas, había pactado la adquisición de Caja Castilla la Mancha, intervenida por el Banco de España. Sin embargo, esta fusión está pendiente de lo que se suceda en la asamblea general de Cajastur que se celebrará en junio. En cuanto a las cifras, la entidad resultante de la unión de estas cuatro cajas tendrá 135.000 millones en activos, 2.300 oficinas y 14.000 empleados.

Según destacan las entidades en un comunicado, la fórmula escogida para la unión permite a sus cuatro protagonistas "mantener su personalidad jurídica, su implantación regional de negocio minorista, así como sus órganos de gobierno y obra social independientes, poniendo en común las políticas de riesgos, tesorería, calificación crediticia, control interno y requerimientos regulatorios". Esta nueva entidad responsable de la gestión será un banco con sede en Madrid, tal y como fija la normativa sobre SIP. Además, con vistas al futuro, señalan que su objetivo es "crear un grupo financiero con ambición de convertirse en uno de los principales grupos del sistema financiero español y fortalecer la solvencia de las entidades participantes, anticipándose a los futuros requerimientos de Basilea III".

Antes de confirmarse la operación, por la mañana, la Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK) y la CAM habían roto las negociaciones que mantenían para firmar una fusión de las mismas caraterísticas. Es decir, bajo la fórmula de SIP. La razón ha sido que BBK quería tener mayoría en los órganos de gobierno, pero la entidad alicantina no estaba dispuesta.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Hasta ahora, los holding creados han sido bancos. El modelo similar más avanzado es el de Caja Navarra, Caja Canarias y Caja Burgos, en la entidad denominada Banca Cívica. El SIP es la fórmula más suave para evitar las resistencias políticas, pero el Banco de España ha establecido duras condiciones para que no se pueda romper el acuerdo con facilidad. En el caso de Cajastur, CAM, Caja de Extremadura y Caja Cantabria, la unión "nace con vocación de duración indefinida".

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS