Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La primera crisis del euro

Trichet asegura que estamos en la crisis más dramática desde la I Guerra Mundial

El presidente del Banco Central Europeo niega que el euro esté bajo un ataque especulativo y descarta la salida de Grecia de la moneda única

Parece que Europa no encuentra de manera definitiva el camino de la recuperación. Si ayer las dudas sobre una posible recaída en la recesión hicieron que la Bolsa viviera sus peores momentos desde el inicio de la crisis y la caída de Lehman Brothers allá por septiembre de 2008, hoy es el presidente del Banco Central Europeo, Jean- Claude Trichet, quien califica la situación de "dramática" y de la peor vivida desde la Primera Guerra Mundial.

Trichet, que ha incidido en que el euro no está sometido a ningún ataque especulativo, a pesar de que ayer registró su nivel más bajo en 18 meses, considera en una entrevista publicada hoy por el diario alemán Der Spiegel que es una "tontería" sugerir que el Banco Central Europeo haya actuado al dictado del resto de países, cuestionando así su independencia. "No tiene nada que ver con que el euro esté siendo atacado. Tiene que ver con el sector público y, por lo tanto, con la estabilidad financiera en la eurozona. Está claro que la responsabilidad de los europeos pasa por adoptar las medidas apropiadas para contrarrestar las tensiones actuales en Europa", ha añadido.

El responsable de la institución emisora europea ha descartado absolutamente la salida de Grecia de la Unión Europea. "No es una opción. Cuando un país entra en la unión monetaria, comparte con el resto de los países un destino común", ha sentenciado.

"Lo que necesitamos es un salto cualitativo de la supervisión mutua de las políticas económicas en Europa. Hay que mejorar los mecanismos que evitan y castigan las negligencias, y necesitamos aplicar este control de una manera eficaz, con las sanciones pertinentes contra todas las violaciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento", ha añadido.