Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera

La vanidad del creador de los 'monstruos' de Goldman Sachs

"Sólo habrá un superviviente: el fabuloso Fab", afirmaba sobre sí mismo el principal acusado del fraude en un correo en el que también admitía que había creado "monstruosidades que no entendía"

Los correos electrónicos con los que el regulador estadounidense acompaña la denuncia de fraude contra el banco de inversión Goldman Sachs han dejado al descubierto la vanidad del ejecutivo de 31 años que creó y vendió los derivados de las hipotecas subprime diseñados para enriquecer a los especuladores.

"Todo el edificio está a punto de derrumbarse en cualquier momento... Con un único superviviente: el fabuloso Fab (refiriéndose a sí mismo, Fabrice Tourre)... En pie en medio de todas estas complejas operaciones exóticas fuertemente apalancadas (endeudadas) que ha creado sin necesidad, incluso, de comprender todas las implicaciones de esas monstruosidades", afirma el vicepresidente de Goldman, principal acusado del fraude, en un correo remitido a un amigo durante las reuniones preparatorias a la operación.

La CNMV estadounidense, la SEC por sus siglas en inglés, presentó ayer una demanda civil en Nueva York en la que acusa a la entidad de "distorsión y ocultación grave" a sus clientes sobre un complejo producto para el que contrató, a espaldas de ellos, al fondo Paulson & Co, del financiero John Paulson, aunque éste no está acusado. Goldman colocó los derivados de las hipotecas tóxicas entre sus inversores en un momento en el que el sector inmobiliario comenzaba a derrumbarse, a mediados de 2007. Al mismo tiempo que salían al mercado, según la SEC, Paulson apostaba a la baja contra estos productos y ganó una fortuna, a espaldas de los clientes de Goldman. "Esto es surrealista", admitía el propio Tourre en sus mensajes.