Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Goldman Sachs presumió del dinero que hizo con el colapso hipotecario

En un correo electrónico, su consejero delegado, Lloyd Blankfein, se jacta de las ganancias que hacían con el derrumbe del sector

La campaña de limpieza de imagen de Goldman Sachs ha sufrido un nuevo revés, a pocos días de que sus principales ejecutivos testifiquen ante el Senado de EE UU sobre el papel del guardián de Wall Street en el empaquetado de hipotecas basura. En un mensaje electrónico, su consejero delegado, Lloyd Blankfein, presume de las ganancias que hacían con el colapso del mercado hipotecario.

Que Goldman Sachs sacó rendimiento antes que nadie a la crisis financiera era de sobra conocido, porque su estrategia fue apostar contra el ciclo. Y hacer dinero de las penurias del resto en principio no es ilegal. Pero políticamente y de cara a la galería, la última revelación supone otro duro golpe para la reputación de la entidad, convertida en la piñata de la rabia popular.

Lloyd Blankfein, bajo una fuerte presión tras las alegaciones por fraude presentadas por el regulador bursátil (SEC), comparecerá el martes ante el comité de Investigaciones del Senado, que desde hace 18 meses trata de arrojar luz sobre las causas que llevaron a la mayor crisis desde la Gran Depresión. El contenido del correo que firma dará munición adicional a los legisladores.

Los correos los ha filtrado hoy el presidente del comité de investigación, el senador demócrata Carl Levin, que asegura que estos mensajes demuestan que "los bancos de inversión como Goldman Sachs eran los primeros interesados en promocionar el riesgo y complicar estructuras financieras que alimentaron la crisis". Uno de estos fondos, Abacus, que ayer viernes fue implicado en la audiencia que este mismo comité dedicó al papel de las agencias de rating .

"Claro que no esquivamos el lío inmobiliario", dice el banquero, para después admitir que perdieron dinero en operaciones con hipotecas subprime. Sin embargo, en la siguiente frase de ese mensaje, Blankfein precisa que después hicieron más dinero del que perdieron gracias a que cambiaron de estrategia de inversión y apostaron porque el mercado se vendría abajo ."Parace que vamos a hacer bastante dinero", sentencia Donald Mullen, en otro email. Los dos correos electrónicos que sacan los colores al pez gordo de Wall Street está fechados en noviembre y octubre de 2007 respectivamente, un año antes de que se derrumbara Lehman Brother y meses después de que se creara el polémico paquete de hipotecas basura Abacus.

La firma es acusada de fraude, al ofrecer como bueno un paquete de hipotecas insolventes y contra el que el especulador John Paulson iba a apostar. Goldman Sachs responde a las alegaciones del supervisor financiero diciendo que actuó como intermediario, y que ofreció toda la información necesario a un grupo de inversores profesionales, que debían saber lo que hacía.