Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La recaudación de la lucha contra el fraude fiscal en el 'ladrillo' aumenta un 10%

Hacienda recupera 1.458 millones pese a reducir las inspecciones en el sector inmobiliario en 2009

La deuda descubierta en el sector inmobiliario gracias a la lucha contra el fraude fiscal ha vuelto a aumentar durante el pasado ejercicio. Si en 2008 la mejor selección de los contribuyentes inspeccionados permitió incrementar el total de dinero recaudado por este motivo en un 7,5% hasta los 1.315 millones de euros, el mantenimiento de esta política ha permitido mejorar los ingresos por actuaciones contra el fisco en el ladrillo en un 10,9% hasta los 1.458 millones.

Este avance contrasta con el número de inspecciones realizadas en el sector inmobiliario, que retrocede por segundo año consecutivo y cae un 10,2% hasta las 6.959 actuaciones. Esta es una de las conclusiones más destacadas de la memoria del Plan de Prevención que ha hecho público hoy Hacienda y que arroja un ligero incremento del 0,8% en el dinero recaudado respecto al año anterior. No obstante, se aprecia cierto agotamiento, ya que en 2008 la deuda descubierto aumentó en un 8,3% frente a 2007 con 8.054 millones. Desde su entrada en vigor en 2005, el operativo ha permitido sacar a la luz un total de 35.540 millones de euros que no habían sido declarados al fisco. Una cantidad que cobra especial relevancia durante los dos últimos años, ya que aunque no compensa ni de lejos la caída en los ingresos tributarios que ha traído acarreada la crisis, al menos reduce en unos puntos este retroceso.

Estas cifras son resultado de las inspección de 25.826 contribuyentes, un 3,1% más que en 2008. La deuda líquida de estas actuaciones -deuda descubierta y regularizada mediante expedientes de inspección y control que suele ingresarse en ejercicios posteriores- aumentó un 21,5%, pasando de 3.720 millones de euros a 4.518 millones. Por su parte, la deuda media por contribuyente inspeccionado alcanzó los 174.940 millones de euros en 2009, lo que supone un incremento interanual del 17,8%.

También llama la atención el incremento en las operaciones cautelares de cobro de deuda descubierta y que suponen la inmovilización de fondos y bienes con el fin de evitar vaciamientos patrimoniales por parte de los defraudadores. En concreto, las actuaciones para garantizar el cobro crecieron un 40%, llegando en 2009 a 1.861, y su importe ha alcanzado los 1.242 millones de euros, un 105% más que en 2008.

Por su parte, las investigaciones de sobre las operaciones con billetes de 500 euros dieron como resultado entre 2005 y 2009 unas cuotas liquidadas por un total de 742 millones. Del total, 346,5 millones correspondieron a declaraciones extemporáneas (cuando se regulariza una situación de forma voluntaria), 281,8 millones por deuda incoada y 113,7 millones por delitos denunciados. Además, el Ministerio recuerda que a partir de 2010 la Agencia Tributaria comenzará a recibir la información proveniente de entidades financieras de todos los movimientos en efectivo de más de tres mil euros, independientemente del tipo de billete utilizado.

Además de los expedientes administrativos finalizados por la Agencia Tributaria, muchas de las investigaciones realizadas pusieron de manifiesto la posible comisión de un delito fiscal, casos que se remiten a la fiscalía.