Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La salida de la crisis

Strauss-Kahn advierte de que el retraso de las reformas puede desembocar en "revueltas sociales"

El director del Fondo celebra que la recuperación va más deprisa de lo esperado y augura un crecimiento de la economía mundial del 4% en 2010

El director del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, ha advertido hoy de que "el público está impaciente" ante las anunciadas reformas en el sistema financiero pero que no acaban de llegar. Durante una intervención ante la Eurocámara en Bruselas, el banquero francés ha afirmado que si los cambios se siguen retrasando, la expectación podría desembocar en "revueltas sociales", por lo que ha animado en seguir adelante con las negociaciones en pos de un mayor control y supervisión que eviten que una recesión como la actual pueda repetirse.

Además, ha augurado que en caso de que las turbulencias regresen, va a ser "muy difícil" volver a pedir dinero a los contribuyentes para rescatar a los bancos. A modo de leve autocrítica teniendo en cuenta el marco de su intervención, ya que el Parlamento Europeo es especialmente sensible al rechazo que genera entre los ciudadanos los abusos de las entidades financieras, Strauss-Kahn ha reconocido que la crisis ha supuesto una "experiencia profundamente humillante" para la clase política y financiera. Pese a la aparente sintonía con la Eurocámara, Strauss-Kahn ha expresado sus reservas sobre la posible creación de un impuesto sobre las transacciones financieras en el mundo, que los diputados aprobaron la pasada semana, haciendo hincapié en que podrá ser eludido.

Mientras, en lo que respecta al presente, ha celebrado que la recuperación ya esté en marcha gracias a los países emergentes y avanza más rápido de lo previsto, con lo que sus proyecciones apuntan a un crecimiento global del 4% para final de año. Aún así, ha insistido en que estamos ante una recuperación de "varias velocidades, con importantes diferencias" entre los países. "En las economías más avanzadas, la reactivación es todavía muy tibia, y dependiente de los estímultos de los Gobiernos. Por el contrario, en los países emergentes ya han entrado en una recuperación robusta y están dejando atrás la crisis con sus respectivas demandas internas en buena posición para liderar el crecimiento", ha explicado Strauss-Kahn.

Mantener los estímulos

Con vistas al futuro, ha insistido en no retirar los planes de estímulos que la sustentan "demasiado pronto" para no ponerla en peligro. Para consolidar la reactivación, el director del fondo ha instado a actuar contra el déficit que han acumulado las grandes potencias como EE UU y los países europeos y "en caso necesario, aumentar los ingresos". Más a largo plazo, ha condicionado el crecimiento sostenido de la economía a "un mayor equilibrio de la demanda mundial ".

Sobre los países emergentes, el banquero francés ha dedicado una parte especial de su intervención a China, que puede crecer un 9,5% este año, según las nuevas previsiones hechas públicas hoy por el Banco Mundial (BM). En este apartado, Strauss-Kahn ha criticado que el yuan está "muy infravalorado" y ha instado a equiparar su moneda con el crecimiento del consumo. En caso contrario, según ha advertido el BM, se corre el riesgo de alentar una burbuja inmobiliaria, tal y como sostiene el FMI. Además, ha alertado sobre los riesgos del endeudamiento de los gobiernos locales.

Bruselas ratifica que presentará medidas contra los derivados financieros

La Comisión Europea (CE) tiene previsto proponer en los próximos meses una regulación de ciertos productos financieros derivados, como los llamados CDS (Credit Default Swaps, en inglés), que se han utilizado en ocasiones para especular con la deuda de países como Grecia. Con esta afirmación, el Ejecutivo comunitario ratifica su voluntad de poner coto a este tipo de instrumentos pese a que ayer se retiró de la reunión del Ecofin este punto del orden del día con el objetivo de convencer a Reino Unido de la medida.

El comisario europeo de Servicios Financieros, Michel Barnier, ha explicado que su idea es presentar un texto para "replantear las ventas al descubierto puramente especulativas y en concreto las relativas a los CDS (contratos de seguro contra impagos) soberanos".

Barnier ha subrayado que un 80% de este tipo de productos no tiene "ningún tipo de control, transparencia, estandarización o registro" y ha considerado que Europa debe "dar un giro total a esa proporción". El comisario ha señalado que las propuestas seguirán a un amplio paquete de reformas financieras que Bruselas planteará en junio a los gobiernos y la Eurocámara.

Más información