El Ayuntamiento de Ciudad Real reclama más de 2,4 millones la Seguridad Social por el IBI del hospital

El consistorio inmoviliza 250.000 euros del organismo en diferentes cuentas bancarias.- La Seguridad Social alega que por ley sus bienes no pueden embargarse

El Ayuntamiento de Ciudad Real ha amenazado este martes con embargar las cuentas las cuentas de la Tesorería General de la Seguridad Social en varias entidades financieras ante el impago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) correspondiente al Hospital General de Ciudad Real desde el año 2006, con una deuda acumulada de 2.411.813 euros.

Por su parte, la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) ha negado la operación y ha alegado que los bienes y cuentas de este organismo público son "inembargables por ley". Además, la Dirección General de la TGSS también ha anunciado que se ha querellado contra el Ayuntamiento de Ciudad Real por inmovilizar dinero correspondiente a la caja de las pensiones.

Según el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Ciudad Real, Miguel Angel Rodríguez, el Hospital General de Ciudad Real acumula una deuda de 2.411.813 euros por impago del IBI desde el año 2006, por lo que el consistorio ha inmovilizado cerca de 250.000 euros de la Seguridad Social en diferentes cuentas bancarias. Miguel Ángel Rodríguez ha justificado la medida "para salvaguardar los intereses" de los ciudadanos tras múltiples intentos de negociación. Además, ha recordado que los recibos han sido notificados "de todas las formas posibles", sin que la Dirección Provincial de la Seguridad Social haya recurrido ningún recibo, requerimiento de bienes o providencia de apremio.

Sin embargo, fuentes de la Seguridad Social aclararon a EFE que "no se puede embargar al organismo que paga las pensiones" y que una vez traspasadas las competencias de Sanidad a las diferentes comunidades autónomas, la gestión de la misma, así como de los hospitales y pagos de impuestos corresponde a esta administración autonómica, en este caso, al Gobierno de Castilla-La Mancha.

Rodríguez ha defendido la legalidad de la medida, sobre la que el Ayuntamiento de Ciudad Real no ha encontrado ningún precedente y a la que la Seguridad Social ha respondido con un escrito en el que requiere al funcionario firmante de las órdenes de embargo su retirada con la amenaza de la interposición inmediata de una querella por prevaricación contra él. En su escrito, la Tesorería de Seguridad Social, según el Ayuntamiento, alega que la legislación establece la "inembargabilidad de los bienes y derechos del Patrimonio de la Seguridad Social".

Sin embargo, el Consistorio ciudadrealeño considera que la ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas deja claro que el dinero de las cuentas bancarias no forma parte del mismo. Para el concejal de Hacienda, se trata de una querella "fuera de toda lógica", porque el Ayuntamiento no ha actuado "a tontas y a locas", sino que tiene el asunto "muy estudiado, muy medido". "La Administración no puede tener este tipo de privilegios", ha argumentado Miguel Ángel Rodríguez, quien ha recordado que ningún ciudadano podría estar cuatro años sin pagar el IBI. A su juicio, los ayuntamientos, por ser la "hermanita pobre" de la Administración, dejan de cobrar impuestos que necesitan "para seguir funcionando".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción